Jill Thompson destaca la presencia de las mujeres en el arte del cómic

* De visita en México, la escritora e ilustradora comparte que Teotihuacan ha despertado en ella nuevas historias

Por Maricruz González May

México, 21 Sep (Notimex).- Para la escritora e ilustradora estadunidense Jill Thompson, la presencia de las mujeres dentro del mundo de los cómics ha crecido considerablemente en las últimas décadas y aunque en algún momento se consideró un trabajo sólo para hombres, hoy en día hay cada vez más creadoras.

En entrevista con Notimex, la autora de la serie de historietas “Scary madrina” sostuvo que es muy inspirador ver que son más las mujeres que además de sentirte seducidas por los cómics, deciden dedicarse a este “maravilloso trabajo”.

Entre las mujeres que actualmente destacan en este ámbito se encuentran: Marjorie Liu (X-Men y Wolverine), Sara Pichelli (Ultimate Spiderman), Gail Simone (Birds of Prey, Secret Six o Deadpool), Amanda Conner (Power Girl), Louise Simonson (Superman, Spiderman y X-Men), Kelly Sue DeConnick (Avengers Assemble y Captain Marvel) y Fiona Staples (Image Comics).

“Me ha pasado que en las convenciones llegan mamás a las mesas y escucho que le dicen a sus hijas: Miren, esta es una mujer que hace un trabajo que a mí me dijeron que sólo un hombre podía hacer”, expuso Thompson, quien también ha trabajado en las series de cómics: “Los Invisibles” y “La Mujer Maravilla”.

Aunque reconoce que su familia nunca le dijo que era un trabajo exclusivo para hombres, comentó que en la década de los 80, cuando comenzó su carrera en los cómics, eran pocas las mujeres que se dedicaban a esta actividad.

La ganadora del Best Comic Book Artistas, por “Bestias de Carga”, agradece muchísimo que por su trabajo “sea un ejemplo de que si lo quieres, lo puedes hacer”.

A Thompson desde niña le gustaron los cómics, el primero que leyó fue “Snoopy”, serie que la inspiraba a querer dedicarse a la creación de historietas. “Me la pasaba copiándolo (Snoopy) y le decía a mi mamá que cuando fuera grande me gustaría dibujarlo, pero ella me decía:

Momento, tú lo ves en el periódico porque alguien más lo está dibujando, así que si tú quieres hacerlo crea tu propio personaje”.

El siguiente paso, dijo, fue buscar todo tipo de cómics, por lo que sus siguientes lecturas fueron la serie de historietas estadunidenses “Archie”, que narra las aventuras de un grupo de adolescentes llamados “Archie”, “Betty”, “Verónica”, “Torómbolo”, “Carlos” y “Gorilón”, entre otros.

“Cada semana mi papá me llevaba cómics nuevos de ´Archie´, así como de súper héroes o monstruos”, que por esos años le parecían muy poco agradables, pues le daban miedo.

El detonante para que ella comenzará a leer las series de superhéroes fue que había leído varias veces “Archie”, que con tan sólo ver la portada sabía cuál era la historia.

Tras reconocer que por aquella época ella era la única chica que iba a comprar cómics, mencionó que un día el señor de la tienda de historietas le dijo que si le gustaban tanto , fuera a las convenciones.

Y así lo hizo, a los 13 años acudió a su primera convención, donde tuvo la oportunidad de conocer a dibujante canadiense John Byrne y al diseñador, entintador y escritor estadunidense Terry Austin.

“Mi padre me llevó y durante todo el día los estuve observando con mi libro de dibujos. Me acercaba a la mesa pero no del todo, tenía nervios y extrañeza, por lo que dejaba pasar a las demás personas hasta que Austin me dijo: ‘Llevas parada ahí todo el día, ¿hay algo que quieras enseñarle a John?’.

“Le dije sí y de inmediato expresó: A ver enséñamelo a mí. Minutos después el dijo a John: Deberías ver esto. Esta chica quiere hacer cómics, creo que tenemos que romperle los dedos porque si es así de buena ahorita, imagínate cómo va a ser cuando lo haga”, dijo Thompson visiblemente emocionada por compartir su primera experiencia con sus ídolos del cómic.

Aunque de primer momento no sintió como un halago esa expresión, en pocas horas le cayó el veinte y dijo: “¡Wow, dicen que soy buena”.

Tras escribirle una carta a Terry, en la que le agradeció por haber visto su trabajo, indicó que “un año después recibió una carta en respuesta, en la que le expresaba que había sido un gusto conocerla y que le deseaba lo mejor del mundo.

Acto que la alentó a dedicarse sin dudarlo a la creación de tiras de cómics. “Aunque parezca extraño, durante toda la preparatoria traje cargando esa carta, como si se tratara de una de un enamorado”, expuso.

Fue a los 19 años de edad que comenzó su andar en el mundo de los cómics y luego de varios años volvió a encontrarse con Terry Austin, quien le compartió que había estado siguiendo su carrera.

“Para mí eso significa muchísimo, pues lo considero como mi mentor y hermano mayor”, expresó Thompson con una sonrisa.

Para la artista, graduada de la Academia Americana de Arte de Chicago, todo su trabajo está inspirado en las experiencias de las personas a su alrededor y en lo que vive.

De hecho, afirmó que en ésta, su tercera visita a México, la primera como parte del encuentro La Mole Comic Con, ha recorrido Teotihuacan, sitio arqueológico que la ha inspirado a escribir nuevas historias, las cuales señaló “está almacenando en su cabeza para luego llevarlas al papel”.

Risueña en todo momento, Thompson expuso que de todas sus creaciones, “Scary Godmother” es el personaje a quien le tiene más aprecio, pues la dibujó muy parecida a ella y porque le gustaría tener poderes mágicos.

“Todos mis personajes tienen algo de mí. Hay quienes piensan que ‘Delirium’ de la serie ‘The Sandman’, está basado en mí, porque soy así, juguetona, pero entonces también podría ser ‘La Mujer Maravilla’, porque es fuerte, confiada y le puede patear el trasero a cualquiera”, compartió.

You might also like