Iglesia episcopal tiene a su primer líder afroestadounidense

NUEVA YORK (AP) — La Iglesia episcopal, cuya historia está entrelazada con la fundación de Estados Unidos, instalará a su primer líder nacional negro este fin de semana.

El obispo primado electo Michael Curry, quien llega a este puesto tras cerca de 15 años al frente de la diócesis de North Carolina, fue elegido a mediados de año para suceder a la obispo primada Katharine Jefferts Schori, la primera líder mujer de la Iglesia. El mandato de nueve años de ella termina el domingo, cuando Curry asuma formalmente durante una ceremonia en la Catedral Nacional de Washington.

Curry toma el liderazgo de la denominación de Nueva York después de años de pérdidas de miembros y en medio de tensiones en curso entre compañeros anglicanos sobre el apoyo episcopal a los derechos de los homosexuales y los matrimonios entre personas del mismo sexo. Su ascensión al cargo también llega en un momento de renovada atención nacional al racismo, luego de la muerte a tiros del joven Michael Brown en Ferguson, Missouri, y la masacre de nueve feligreses negros en una iglesia de Charleston, South Carolina.

Curry, de 62 años, quien tiene dos hijas con su esposa Sharon, habló recientemente con The Associated Press sobre religión, cambio social y sus esperanzas para los cerca de 1,9 millón de episcopales.

___

MODELOS A SEGUIR

Curry menciona dos personas modelo clave que lo han inspirado:

La primera, Verna Dozier, una maestra de inglés en la secundaria que se volvió sumamente buscada después de ser educadora religiosa laica y oradora en la Iglesia al empezar la década de 1950. Sus conversaciones fueron recopiladas en el libro “El Sueño de Dios”.

“Ella enseñó a los episcopales a leer la Biblia”, dijo Curry.

El segundo es Dietrich Bonhoeffer, el pastor luterano alemán y autor de “El Costo del Discipulado”, quien resistió a los nazis, ayudó a rescatar judíos y fue ejecutado en un campo de concentración.

“La suya era una verdadera continuación del camino de Jesús, que estaba dispuesto a amar cuando otros odiarían y hablar cuando otros guardarían silencio, y me parece que ésa es la naturaleza del seguimiento de Jesús”, afirmó Curry.

___

REANIMAR A LA IGLESIA

Curry asume el cargo cuando menos estadounidenses están formalmente afiliados a grupos religiosos, lo que contribuye a la disminución de miembros en la Iglesia episcopal y otros grupos liberales protestantes, así como en algunas denominaciones conservadoras, tales como la Convención Bautista del Sur.

La adhesión a la Iglesia episcopal ha caído 18% tan sólo en la última década.

Curry espera ayudar a “elevar nuestra visibilidad en formas positivas y genuinas” y persuadir a los episcopales a “tomar el evangelismo en serio”, incluida la invitación a personas nuevas a la Iglesia.

“Mucha gente no sabe que estamos aquí”, comentó Curry.

___

RACISMO

La Iglesia episcopal, el hogar de fe de muchos padres fundadores y presidentes de Estados Unidos, ha estado tratando de confrontar su propia historia de racismo. Muchos episcopales, incluido George Washington, eran dueños de esclavos que fueron donados y su fuerza se utilizó para construir iglesias, catedrales y escuelas.

Como obispo primado, Curry dijo que fomentará el análisis de “dónde hemos sido tímidos o silenciosos y dónde hemos sido fieles”.

“Los gritos de Ferguson y Charleston, los gritos de nuestro complejo industrial de prisiones, los gritos —y esto va más allá de sólo lo racial_, los gritos de los pobres que no están encontrando formas de salir de esa pobreza, ése es un grito a las iglesias y a la gente de fe y a este país”, afirmó.

___

DIVISIÓN ANGLICANA

Curry tendrá que navegar a través de las consecuencias mundiales en curso de la elección en 2003 del primer obispo episcopal abiertamente homosexual, Gene Robinson, y la autorización del matrimonio gay en la Iglesia a principios de este año.

La Iglesia episcopal es la filial estadounidense de la Comunión Anglicana mundial, una fraternidad de 80 millones de miembros que tiene sus raíces en el trabajo misionero de la Iglesia de Inglaterra.

En septiembre, el líder espiritual anglicano, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, convocó a los líderes anglicanos a una reunión en enero próximo en Inglaterra para debatir sus diferencias, las cuales amenazan con dividir la comunión. Welby también invitó a la Iglesia Anglicana de Norteamérica, formada por episcopales separatistas y otros después de la elección de Robinson como un contrapeso conservador a la Iglesia episcopal.

Curry, quien apoya los derechos de los homosexuales, dijo que “asistirá en enero y participará a fondo”.

“Rezaremos juntos, rendiremos culto y veremos a dónde llegamos”, dijo.

You might also like