Obama se disculpa por ataque contra clínica en Afganistán

Joanne Liu, pesidenta de Médicos Sin Fronteras Internacional, durante una rueda de prensa sobre el bombardeo estadounidense a un hospital del grupo en Kunduz, Afganistán, en Ginebra, Suiza, el miércoles 7 de octubre de 2015. (Martial Trezzini/Keystone via AP) WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama se disculpó el miércoles con Médicos Sin Fronteras por el ataque aéreo estadounidense contra una clínica del grupo en Afganistán que mató a 22 personas, y dijo que Estados Unidos examinaría los procedimientos militares en busca de mejores maneras de prevenir incidentes como este.

La llamada telefónica de Obama a la presidenta internacional del grupo, Joanne Liu, se produjo un día después de que la Casa Blanca detuvo la emisión de una disculpa a la espera de conocer más información, aunque reconoció que el ataque fue un error de Estados Unidos. El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ofreció sus condolencias al equipo de la organización internacional y prometió un “transparente, exhaustivo y objetivo recuento de los hechos”.

Liu confirmó la disculpa y, en una declaración escrita, reiteró el llamado de su organización al gobierno de Estados Unidos para permitir una investigación independiente, “para establecer qué pasó en Kunduz, cómo ocurrió y por qué sucedió”.

“Cuando Estados Unidos comete un error, lo reconocemos, pedimos disculpas en su caso y somos honestos acerca de lo sucedido”, agregó Earnest, quien describió la disculpa de Obama como “sincera”.

Nuevos detalles sobre el ataque erróneo sólo han encendido la creciente condenación de Médicos sin Fronteras y otros grupos de asistencia en los últimos cuatro días, desde que una clínica en la ciudad norteña de Kunduz estuvo bajo el intenso fuego que mató a una decena de empleados y 10 pacientes.

Luego de la confusión inicial, las autoridades determinaron que Estados Unidos llevó a cabo el ataque, un reconocimiento que complicó los frágiles esfuerzos estadounidenses en Afganistán, mientras Obama sopesa cuántas tropas dejar ahí.

Obama dijo a Liu que Estados Unidos revisaría el ataque para determinar si algunos cambios en sus procedimientos militares podrían reducir las posibilidades de un accidente similar. Obama habló también con el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, para darle sus condolencias y elogiar a las fuerzas afganas por proteger Kunduz, informó la Casa Blanca. Combatientes talibanes tomaron el control de Kunduz durante tres días la semana pasada.

Investigaciones de Estados Unidos, la OTAN y el gobierno afgano siguen en curso, pero el grupo de asistencia médica las ha considerado insuficientes y ha exhortado a Estados Unidos, Afganistán y otros países a movilizar una comisión que revise la tragedia. Sin haber atendido su demanda, la Casa Blanca ofreció garantía de que el Pentágono llevará a cabo su investigación interna diligentemente.

Médicos sin Fronteras también ha dicho que el ataque podría ser un crimen de guerra y lo ha descrito como una violación a los Convenios de Ginebra sobre el tratamiento humanitario durante la guerra. La Casa Blanca instó a la paciencia mientras el Pentágono trabaja para establecer qué sucedió.

Al preguntarle si la disculpa significa la culpabilidad de Estados Unidos por las vidas pérdidas, Earnest dijo que las personas serían responsables si es necesario.

Oficiales estadounidenses han declinado debatir sobre las circunstancias del error y no está claro si el ataque excedió las reglas que aplican para las fuerzas estadounidenses que operan en Afganistán.

___

Los periodistas de The Associated Press Lynne O’Donnell en Kabul, Afganistán, Jamey Keaten en Ginebra, John-Thor Dahlburg en Bruselas y Stacy A. Anderson y Josh Lederman en Washington, D.C., contribuyeron a este despacho.

You might also like