Merkel refrenda apoyo a Polonia en crisis de Ucrania

Angela Merkel en Bruselas

El conflicto entre Rusia y Ucrania alcanzó ayer un nuevo nivel luego de que el Parlamento de Crimea aprobó el texto de una declaración de independencia, paso necesario para el referéndum del domingo 16 donde se preguntará sobre la adhesión a Rusia.

Angela Merkel condenó la que considera una “anexión” de Crimea por parte de Rusia. La víspera, en sesión a puertas cerradas de su partido Unión Cristiano Demócrata, dijo que Crimea ha sido “robada”, informó este miércoles la prensa alemana. Aún así, Berlín defiende la diplomacia como único instrumento posible para evitar un conflicto, cuyas consecuencias económicas para toda Europa serían devastadoras.

Para Polonia, esa posición ya no es suficiente, indicó el primer canal de televisión ARD en su página de Internet. El primer ministro polaco Donald Tusk pedirá a Alemania contener su dependencia energética desde Rusia, ya que Moscú no tiene que estar en la posición de chantajear a Europa por su dependencia del gas ruso. “En el futuro no estaremos en condición de hacer frente a los pasos agresivos de Rusia”, dijo Tusk en declaraciones recientes, “si muchos países europeos siguen siendo dependientes del gas ruso, nos encontraremos una y otra vez en esta situación”.

Medios alemanes se esperan que Tusk exija a Merkel pulso más firme y, concretamente, sanciones más duras contra el gobierno de Vladimir Putin de las aprobadas hasta ahora. Alemania y Polonia son países claves en la política europea para los países del este.

Se considera que Merkel y Tusk tienen una relación de confianza, y se espera que después de su encuentro en privado de esta tarde la canciller federal fortalezca su apoyo a Varsovia.

Merkel desempeña un papel clave en la diplomacia internacional en el marco del conflicto de Crimea. Habla a menudo por teléfono con el presidente Putin, con quien mantiene una relación respetuosa, y con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Después del cambio de gobierno en Kiev, las tropas del ejercito ruso tomaron el control de la península de Crimea. Moscú justifica la iniciativa come medida de defensa necesaria para la población de habla rusa en la región frente al riesgo de la instauración de un gobierno extremista de derecha. Desde entonces el presidente Putin trabaja en una rápida anexión de la región que históricamente perteneció a Rusia.

Alemania y la Unión Europea (UE) presionan para que Moscú mantenga negociaciones directas con el nuevo gobierno de Kiev, sin embargo Rusia se resiste a reconocer un ejecutivo que fue el resultado de un cambio de gobierno violento.

You might also like