Haz estos cambios en tu vida diaria y contribuye al cuidado del agua

En 1993, la Asamblea de las Naciones Unidas declaró el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua; esto después de la conferencia sobre Medio Ambiente y Desarrollo, en Río de Janeiro, Brasil, en 1992.

Con esto, se busca crear consciencia sobe la importancia de la conservación y el buen uso del agua, recurso vital para la vida.

Debido a los desafíos que se presentan en relación con el agua en el mundo, la Asamblea General de la ONU proclamó el período 2018 a 2028 como el ‘Decenio Internacional para el Desarrollo Sostenible’.

Su objetivo es hacer mayor hincapié en el desarrollo sostenible y la ordenación integrada de los recursos hídricos para lograr los objetivos sociales, económicos y ambientales.

Como en la mayoría de los días conmemorativos mundiales, cada año se establece un tema, el de este año es ‘No dejar a nadie atrás’.

De acuerdo con la Organización Mundal de la Salud (OMS), una persona debería consumir el promedio 96 litros de agua para satisfacer sus necesidades diarias de consumo e higiene.

Sin embargo, según datos del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, cada habitante llega a utilizar hasta 360 litros de agua diariamente.

Hay muchas acciones que podemos hacer para reducir nuestro consumo de agua, y aquí te traemos algunas ideas para ello. Lo más sencillo, y en lo que no solemos prestar mucha atención:

  • Reducir a la mitad el tiempo que tardas en bañarte, así poco a poco reducirán tu tiempo en la ducha. Cierra la llave de agua cuando te enjabones o laves el cabello.
    Además, lo ideal es instalar una regadera ahorradora de agua.
  • Si sueles abrir el agua de la regadera para esperar a que se caliente, recolecta esa agua en una cubeta y úsala en otra cosa, como el WC.
  • No dejar abierta la llave del agua al lavarte los dientes, afeitarte o lavar los trastes
  • Si tienes jardín, regarlo solo por la noche, o cuando ya haya bajado el sol
  • Mantener en buen estado las tuberías de nuestro hogar para evitar fugas
  • Lava tus frutas y verduras dentro de un recipiente en lugar de hacerlo bajo el grifo. Esta agua puedes utilizarla luego para regar las plantas
  • Si vas a lavar el piso de algún patio o baqueta utiliza una cubeta, nunca una manguera. Lo mismo para lavar el auto.
  • Al lavar ollas y cacerolas, procura dejarlas remojar en lugar de tratar de despegar la comida directo del chorro de agua.

Recolección de agua de lluvia

Tal vez suena más complicado de lo que es, pero esta agua podría usarse hasta en la mitad de las tareas de la casa que la necesitan sin necesidad de que sea potable; además representaría incluso un ahorro en el recibo.

Por ejemplo la cisterna del WC, la lavadora, la limpieza o el riego de plantas o del jardín. También podría ser utilizada para lavar el coche o bañar a las mascotas.

En diferentes tiendas se pueden encontrar algunos sistemas de captación de agua de lluvia, a través de canalones y depósitos de diferentes tamaños.

You might also like