Crece la corrupción en Alemania muestra índice global

Berlín, 25 Ene (Notimex).- Alemania ocupa el quinto lugar entre los miembros de la Unión Europea (UE) en materia de corrupción, y el décimo a nivel mundial, asienta el reporte 2016 de Transparencia Internacional (TI).

La situación de Alemania se da en el marco de que alrededor de 70 por ciento de los países del mundo son percibidos como corruptos.

Para el país europeo se trata de un resultado que preocupa en materia de captación de inversiones, pues crece el número de ejecutivos alemanes que ven cada vez más normal los „pagos irregulares“ para acelerar trámites.

La Encuesta de Opinión de Ejecutivos del Foro Económico Mundial, una de las fuentes que consulta TI hace tal señalamiento, y precisa que la posición de Alemania ha empeorado desde 2012.

Desde el pasado noviembre el Barómetro Global de la Corrupción de TI resaltó el aumento de la corrupción en Alemania, con el señalamiento de un tercio de los encuestados de que la mayoría de las cúpulas de empresas alemanas están envueltos en „maquinaciones corruptas“.

Entre otros ejemplos figuran la manipulación de Volkswagen de las emisiones contaminantes de muchos de sus autos.

El Deutsche Bank tiene problemas en Estados Unidos por manejos ilícitos para beneficiarse financieramente.

El empresariado alemán se comprometió hace años en forma voluntaria a combatir las prácticas corruptas, pero no ha funcionado, precisó TI.

Pidió reglas vinculantes para combatir la corrupción, el lavado de dinero y el tráfico de influencias.

También sostuvo que la corrupción en el empresariado no se puede controlar solo con medidas nacionales sino que se requieren acuerdos y estándares internacionales.

La presidencia del Grupo de los Veinte (G20) que encabeza Alemania este 2017 es una oportunidad para avanzar iniciativas internacionales contra la corrupción, indicó también.

„Todos los países del G20 deben asumir la obligación de firmar las directrices contra la corrupción, que elaboró la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)”, insistió.

TI agregó que también se debe establecer a nivel global que los gobiernos den protección a quienes proporcionen información sobre casos de corrupción.

Sumó a ello que las campañas electorales que habrá este año en Alemania con vistas a las elecciones generales de septiembre, deben ser aprovechadas en ese sentido.

Los partidos deben abogar en favor de la transparencia en el proceso político así como abordar el conflicto de intereses.

TI anotó que en Alemania son necesarias reglas más estrictas sobre financiamiento de los partidos así como el establecimiento de un registro de lobbys.

El índice que divulgó TI este miércoles abarca 176 países. Va de cero -percepción de no corrupto- hasta 100, el más corrupto.

Luxemburgo, Reino Unido y Alemania con 81 puntos cada uno comparten la décima posición, mientras los que no son percibidos como corruptos son Dinamarca, Nueva Zelanda y Finlandia.

En términos generales, los países percibidos como menos corruptos tienen democracias estables, cuentan con respeto a los derechos civiles, libertad de prensa, instituciones sólidas y un sistema independiente de justicia.

El 69 por ciento de los países del Índice tienen menos de 50 puntos, es decir, casi 70 por ciento de los países son percibidos como corruptos.

Ese porcentaje significa que hay „urgencia para actuar en contra de la corrupción a nivel internacional“.

Los países con imagen de corruptos, combaten en forma muy deficiente ese problema, no están bien gobernados y tienen instituciones débiles.

Los países cuya situación empeoró en el Índice 2016 fueron Qatar, que perdió de golpe 10 puntos, junto con Bahrein y Kuwait, con perdida de ocho puntos cada uno.

You might also like