Es “Cachorro de León” un llamado a reconciliarse con la vida

* El montaje concluye temporada esta noche en la Sala Villaurrutia del CCB

México, 31 Oct (Notimex).- Alcoholismo y violencia intrafamiliar es un binomio que prevalece en Yucatán y que preocupa y ocupa a la dramaturga yucateca Conchi León, quien vivió en carne propia ese contexto que ahora lleva a la escena, en “Cachorro de León”, para “conjurar sus demonios” pero también para reflexionar con el público sobre temas como el perdón.

El montaje se estrenó este año en el marco de la Semana de Teatro en Yucatán y la noche de este sábado concluirá una breve temporada en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque (CCB), en la capital mexicana, donde la creadora escénica ha sido ampliamente aplaudida por lo evocador del texto y lo entrañable del montaje.

Producida por su compañía Sás-tun, teatro de la memoria, el texto, la dirección y actuación de Conchi León, se complementa con la colaboración artística de Juliana Faesler, la iluminación de Esaú Corona, y la coordinación técnica de Oswaldo Ferrer.

“Cachorro de León” (Casi todo sobre mi padre) es la propia historia de Conchi, quien en octubre del año pasado al recibir la llamada de su hermana Esperanza para avisarle que su padre sufrió un infarto y quiere despedirse de ella, la hija que se ha rebelado a la violencia ejercida por su padre, distanciada de él desde hace por lo menos ocho años, se pregunta si las heridas han sanado.

En medio de una escenografía mínima, en la que sobresale un asiento de avión, que hace las veces de confesionario; una mesa, un par de sillas, una gran foto y música de Pedro Infante, se va desarrollando la propuesta, que permite ver a una actriz consolidada, capaz de pasar del drama a la comicidad; de la risa a la lágrima desde lo más honesto de su relato.

Pero también, una dramaturga fina, que sabe tocar las fibras más sensibles de su público con líneas poéticas, cargadas de reflexión, en las que lo mismo figuran palabras altisonantes que expresiones populares.

La vida no es blanco y negro, tiene sus matices y en ellos un mundo de posibilidades, parece decir la dramaturga, quien, no obstante el rencor y el rechazo que le han generado años de violencia de su padre hacia su madre, es capaz de reconocer que dentro de lo malo también ha habido momentos que han valido la pena para reconciliarse con su progenitor.

No hay justificaciones, la violencia no las tiene, sin embargo, Conchi habrá de reconocer que si en el Teatro, que es su pasión, la función tiene que continuar, en su vida también y no hay mejor estrategia que hacerlo “ligera de equipaje”.

Al final, no hay final feliz, pues las despedidas nunca son agradables, pero la ligereza de espíritu y la recompensa le hace saber que ha tomado la decisión adecuada.

La propuesta cuenta también cómo un accidente que la había dejado inmóvil y con problemas del habla, acercan a Conchi al Teatro como terapia para su recuperación, y cómo eso le cambia la vida a esta creadora, que a partir de la escena encuentra una razón de ser y crecer y hoy es una reconocida dramaturga, cuya obra se ha traducido al inglés (Mestiza Power) y al alemán (Santificarás las fiestas).

Una creadora que ha llevado su teatro a diversos puntos de la geografía nacional pero también a países como Perú, Estados Unidos, España y Alemania; donde se ha reconocido el valor de sus textos, que reivindican a la mujer maya contemporánea, y a toda su cultura.

En el caso de “Cachorro de León”, la actriz reconoce que no fue fácil ser parte de la estadística (Su estado ocupa el primer lugar nacional en intoxicación por alcohol y el tercero en violencia intrafamiliar) y menos aún regresar los caminos hasta encontrar su infancia, porque aun cuando suene a cliché, la realidad siempre supera a la ficción.

Tras concluir su temporada esta noche, Conchi regresará a Mérida, para volver en diciembre a esta ciudad, donde tiene programada una función de “Del manantial del corazón”, y una presentación especial, el 6 de diciembre, en el Teatro Helénico, de “Mestiza Power”, en su décimo aniversario.

You might also like