Aumenta robo de teléfonos inteligentes en la capital venezolana

Caracas, 27 Nov (Notimex).- El robo de teléfonos inteligentes en Caracas es el delito preferido por los delincuentes, quienes constantemente abordan autobuses de pasajeros y despojan de estos costosos artefactos a sus propietarios, especialmente damas.

“El uso del teléfono móvil en sitios públicos se ha convertido en casi una obsesión para los asaltantes, quienes persiguen a sus víctimas hasta arrebatárselos”, informó a Notimex el ex comisario de la extinta Policía Técnica Judicial (PTJ), Mauricio Aranguren.

Destacó que en la ciudad de Caracas se roban semanalmente aproximadamente unos 200 teléfonos inteligentes, según denuncias formuladas por las víctimas, en su mayoría damas, ante los distintos cuerpos policiales de la capital.

“El uso masivo de estos sofisticados teléfonos de última generación se ha hecho muy popular en Venezuela debido a los acuerdos firmados con China, cuyas empresas fabricantes operan en Caracas y han puesto esta nueva tecnología al alcance de todos”, dijo Aranguren.

Agregó que el costo de un “aiphon” no baja de 40 mil bolívares, pero que en el mercado se consiguen aparatos liberados a un precio menor. “Incluso existen bandas criminales especializadas que comercializan con teléfonos arrebatados y hasta los ofrecen por internet”.

Aranguren, quien estuviera por muchos años al frente de la Brigada Contra Robos de la PTJ (hoy CICPC), explicó que los poseedores de teléfonos celulares deben actuar con mucha cautela cuando utilicen su equipo en la calle u otro sitio público.

“Comúnmente en las paradas de buses delincuentes armados acechan a su víctima y una vez que esta se introduce en el vehículo, la persiguen y bajo amenaza de muerte la despojan de su teléfono. El delito se les facilita por la falta de vigilancia policial en dichos sitios”, resaltó.

Refirió que inmediatamente los asaltantes retiran la batería del aparato, para no ser identificados, y lo negocian en los talleres de reciclaje que compran teléfonos robados, donde los reprograman y los ponen nuevamente en venta.

“Las jovencitas, proclives a presumir en público de sus costosos equipos, son las más expuestas a ser víctimas de este delito y de hecho lo son, pues un 70 por ciento de las denuncias procesadas por los cuerpos policiales son presentadas por adolescentes”, precisó.

Finalmente exhortó a las autoridades policiales a investigar estos “talleres” donde se reciclan teléfonos robados, así como a destacar efectivos policiales en las paradas de buses para evitar los robos y en el peor de los casos el asesinato de la víctima.

You might also like