Amigos y colegas ofrecen concierto en apoyo a Maru Enríquez

* Recaudan fondos con “Cantar es lo que cuenta”

México, 14 Sep (Notimex).- Con ritmos de jazz y rock, improvisaciones vocales, la fusión de varios géneros latinos y un poco de “guacarock”, Héctor Infanzón, Guillermo Briseño y el Glorioso Magisterio, así como Juan Pablo Villa, Botellita de Jerez y La Nopalera, ofrecieron anoche un concierto a beneficio de la interprete y compositora Maru Enríquez.

En el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, este selecto grupos de talentosos se dio cita para además de rendir homenaje a su amiga y colega, referente de la canción mexicana y del repertorio de la canción popular alternativa, recaudar fondos de manera solidaria, para su proceso de rehabilitación de salud, tras dos infartos cerebrales que padeció hace tres años.

Bajo el título “Cantar es lo que cuenta”, los artistas antes mencionados presentaron un repertorio de diversos ritmos y expresiones musicales del país, a un pequeño grupo de melómanos que se agruparon en la parte central de la planta baja de dicho teatro.

La velada musical inició con el compositor y pianista de jazz Héctor Infanzón, quien abrió el concierto deleitando con un par de piezas de su más reciente material discográfico “Citadino”.

Ritmos, delicadeza y elegancia, fueron la característica de estas obras tocadas por quien considerado uno de los mejores jazzistas mexicanos.

Con la conducción de María Eugenia Pulido, la gala continuó con la participación del también músico y compositor Juan Pablo Villa, quien sorprendió con una serie de improvisaciones sonoras y vocales; destacando con la voz, influencias de cantos como el inuit, mongol, multifónico, cardenche y atonal.

Minutos después, apareció en el escenario Guillermo Briseño y el Glorioso Magisterio, quienes comenzaron a poner sabor a la velada con un poco de rock y otros ritmos de la música contemporánea, ritmos latinoamericanos, folclore mexicano y música electrónica.

Entre el repertorio presentado, destacó una pieza dedicada al guitarrista Rockdrigo (1950-1985), quien falleció en el sismo de 1985 de la Ciudad de México.

Tocó turno a La Nopalera, cuyos miembros cariñosamente expresaron su apoyo a quien fuera una de sus integrantes años atrás, con un poco de música latinoamericana.

Al final, Botellita de Jerez, agrupación conformada por Sergio Arau, Armando Vega Gil y Francisco Barrios “El Mastuerzo”, prendieron a los presentes con una pequeña dosis de su “guacarock”, que han denominado como “una fusión de ritmos populares mexicanos”

Maru Enríquez, considerada referente de la canción mexicana, se ha desarrollado en los espacios no convencionales durante las últimas décadas. Con una intensa actividad profesional que inicia a mediados de los años 70, Maru es intérprete de compositores mexicanos y latinoamericanos.

Su repertorio incluye diversos ritmos y expresiones musicales de México y el continente con el emotivo y virtuoso acompañamiento a la guitarra de Carlos Badillo.

You might also like