Temporada de huracanes de 2015 será recordada por Patricia

Por Pablo Tonini. Corresponsal

Miami, 30 (Notimex).- La temporada de huracanes de 2015, que concluye oficialmente hoy en el Pacífico oriental, pasará a la historia por Patricia, el huracán más poderoso de la meteorología moderna.

Tanto en el Pacífico como en el Atlántico, Golfo de México y Caribe, cuya temporada también concluye este lunes, no hubo ciclón que llamara la atención como Patricia, catalogado por especialistas del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos como “monstruoso”.

El fenómeno se originó como perturbación tropical el 20 de octubre, al sur del Golfo de Tehuantepec, en Oaxaca, México, y luego se fortaleció lentamente y comenzó a forzar una profundización temprana el 22 de octubre.

A partir de ahí, y en menos de 30 horas, se convirtió en un huracán categoría cinco, y su impacto fue catalogado entonces por el CNH como “potencialmente catastrófico”.

Patricia tocó tierra la noche del 24 de octubre en Cuixmala, Jalisco, con vientos máximos de 265 kilómetros por hora, habiendo alcanzado una presión central mínima de 879 milibares, y con ello se convirtió en el huracán “más intenso” de la historia del hemisferio occidental.

La tormenta superó al huracán Linda de 1997, que tuvo una presión central mínima de 880 milibares, un indicador que mientras más se reduce, indica una mayor potencia.

Patricia alcanzó vientos máximos sostenidos de 325 kilómetros por hora, los más fuertes registrados, y con ello se colocó a la par de Linda y por encima de Rick, que en 2009 alcanzó vientos máximos sostenidos de 285 kilómetros por hora y una presión de 906 milibares.

Patricia también superó al huracán Allen, que tenía el récord de vientos sostenidos en el Atlántico con 305 kilómetros por hora, y a Wilma, que registró vientos sostenidos de 295 kilómetros por hora y una presión central mínima de 882 milibares en 2005.

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Patricia fue equiparable al tifón Haiyan, que en 2013 arrasó poblados enteros en Filipinas, dejó cerca de diez mil muertes y cuatro millones de desplazados, con vientos sostenidos de 315 kilómetros por hora.

Sin embargo, aunque Patricia golpeó la costa mexicana como un huracán mayor, causó daños menores en varais decenas de casas y sin dejar víctimas.

La OMM todavía se encuentra verificando la potencia de Patricia.

La temporada del Pacífico oriental, la segunda más activa desde que se llevan registros, terminó con un récord de 18 tormentas, de las cuales 13 llegaron a ser huracanes, 11 de ellos de categoría mayor.

You might also like