Hugo Gutiérrez Vega, embajador de la cultura mexicana en el mundo

México, 26 Sep (Notimex).- Hugo Gutiérrez Vega, cuya poesía describe la revelación fugaz del instante y el detalle cotidiano, es recordado como uno de los máximos exponentes de la poesía contemporánea y por difundir la cultura mexicana en el extranjero.

El poeta, ensayista, actor, diplomático y traductor, quien murió este viernes en la Ciudad de México, a los 81 años de edad, nació el 11 de febrero de 1934 en Guadalajara, Jalisco, de acuerdo con su biografía publicada en la Enciclopedia de la Literatura en México.

Estudió derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), letras inglesas en Michigan, letras italianas en la Universidad de Roma y sociología de la comunicación en Londres.

Fue miembro de carrera del Servicio Exterior Mexicano; consejero cultural en Roma, Londres, Madrid, Washington; embajador en Grecia; concurrente en Líbano, Chipre, Rumania y Moldova; realizó trabajos especiales para la UNESCO en Irán y la Unión Soviética; cónsul general de México en Río de Janeiro, Brasil, y en San Juan, Puerto Rico.

Maestro de tiempo completo de la Facultad de Filosofía y Letras y de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, la UNAM; director de la Revista Universidad de México; profesor visitante en España, Portugal, Grecia, Brasil, Argentina y Noruega; director de La Jornada Semanal.

Para Gutiérrez Vega todo era poetizable, como la lectura, cualquier acontecimiento, una noticia tomada del periódico o escuchada por radio o televisión, dependía de la forma o del ángulo desde el que se conciben las cosas, recuerda el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Destacó que la poesía lo iluminó desde muy joven y solía señalar que “la poesía es música, aún la prosa poética aparentemente más árida es canto. Es difícil entender cómo las personas pueden vivir sin poesía, ya que la considero un artículo de primera necesidad, que ilumina y ayuda no sólo a vivir, sino también a morir”.

Desde muy pequeño le interesaron aspectos relacionados con la literatura, el teatro, los viajes, “era un chiquillo bastante imaginativo porque era un chiquillo solitario. Mi madre murió cuando yo tenía tres años y me fui a vivir con mi abuela. Soy como dicen en Jalisco criado de abuela”, señaló el poeta en declaraciones difundidas por Conaculta.

De acuerdo con sus biógrafos, su poesía describe la revelación fugaz del instante y el detalle cotidiano; se nutre de las cosas y las recrea, así como percibe el vértigo del tiempo mientras la historia encarna en sus poemas.

En su obra existe un itinerario geográfico y se muestra la influencia de escritores españoles de la Generación del 27 y de la poesía británica, en alguna ocasión el propio escritor afirmó que su poesía y sus libros son de viajes, pero con los pies clavados en la casa de su infancia.

“Voy a ser aprendiz de todo y maestro de nada, de esa manera he picado por aquí, por allá y he hecho un poco de la poesía, un poco de teatro, un poco de literatura, un poco de periodismo, con la diplomacia, y no soy maestro de nada. Sigo siendo aprendiz y lo seguiré siendo hasta que me vaya”, señaló en alguna ocasión el poeta en declaraciones difundidas por Conaculta.

Autor de 40 libros, la mayoría de poesía, pero también de ensayos, ensayo sobre teatro, ensayo sobre cine, ensayo literario, y trabajo periodístico, Gutiérrez Vega prácticamente escribió un libro en cada país que visitó: uno en Roma, dos en Londres, uno en Washington, uno en Brasil, varios en España, Grecia, y México.

Su labor como traductor de poesía griega es ampliamente reconocida. Su poesía ha sido traducida al inglés, francés, italiano, ruso, rumano, portugués y griego, apunta la Enciclopedia de la Literatura en México.

Su obra poética ha sido traducida al inglés, francés, italiano, ruso, rumano, portugués y griego; su primer poemario fue “Buscado amor” (1965); seguido de “Desde Inglaterra” (1971), “Resistencia de particulares” y “Samarcanda y otros poemas” (1972).

“Cuando el placer termine y Cantos de Plascencia” (1977), “Poemas para el perro de la carnicería y algunos homenajes” (1979), Meridiano 8-0” (1982), ”Cantos de Tomelloso y otros poemas” (1984), “Georgetown blues y otros poemas” (1985) y “Por favor su currículum” (1986).

Entre los premios que Gutiérrez Vega cosechó a lo largo de su prolífica trayectoria destacan el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 1975, Orden al Mérito 1966 en grado de comendador, Italia. Medalla Alfonso X 1981 de la Universidad de Salamanca. Comendador de la Orden Isabel la Católica 1983, España.

Premio de Letras Jalisco 1994. Premio Nacional de Periodismo 1999 en el área de difusión cultural. Premio Iberoamericano Ramón López Velarde 2001. Premio Xavier Villaurrutia 2002, Premio de Poesía Aguascalientes 30 años, 1968-1977, y el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2013.

You might also like