El McLaren 650S Can-Am conmemora 50 años de gloria en competencias

McLaren 650S Can-Am

En la década de los 60 y los 70, McLaren se estableció como una marca realmente fuerte en el panorama de los deportes del motor más extremos, como en la Challenge Cup Canadiense-Estadounidense Can-Am, ganando cinco campeonatos consecutivos entre 1967 y 1971. Pues en honor al 50 aniversario de aquella temporada inaugural de 1966, McLaren Special Operations MSO ha creado el 650S Can-Am de producción limitada, un auto inspirado en los autos de competencia de esta edad de oro del deporte del motor.

Los 650S Can-Am se podrán encargar desde ya mismo a un precio aproximado de 395,000 dólares americanos para recibir las primeras unidades en la primavera de 2016, 50 años después de la primera carrera en Mont Tremblant de Canadá. Sólo 50 ejemplares se producirán a nivel mundial, todos ellos basados en el 650S Spider.

Las series Can-Am fueron auténticas batallas sin ninguna barrera de potencia ni velocidad en torno a algunos delos circuitos más emblemáticos de América del Norte y Canadá. Atrajo a los mejores pilotos de la época, incluyendo a Graham Hill, John Surtees, Jackie Stewart y, por supuesto, a Bruce McLaren. El campeonato se inició en 1966, tan sólo un año después de que se estableciese la escudería Bruce McLaren Motor Racing que participó en cantidad de carreras posteriores, en las que el joven Kiwi se convirtió en uno de los nombres más relevantes de este deporte.

La clave fundamental del éxito de los pilotos de McLaren Can-Am fue el uso de las últimas tecnologías y materiales. Este principio se ve implementado en los 650S Can-Am actuales. De forma similar al uso de materiales como el aluminio o el mallite en las construcciones de ayer, hoy se cuenta con un uso extensivo de la fibra de carbono en los aligerados chasis MonoCell. Por primera vez se emplea la fibra de carbono para el techo duro retráctil, acompañándose de más fibra de carbono por toda la carrocería como en el capó, en el aerofreno, los splitter delanteros o las hojas de las puertas. MSO también ha creado un conjunto de rines de aleación ligera forjadas inspiradas en los autos de la década de 1960, con un acabado negro brillante en los radios y el borde diamantado. Están ancladas por tornillos de titanio y calzadas por llantas Pirelli P Zero Corsa. Las pinzas de freno negras que muerden discos cerámicos son equipo estándar.

Otros elementos que rememoran los autos de aquella época son las cuatro salidas de escape circulares en acero inoxidable pulido están ubicadas dentro de una nueva parrilla de fibra de carbono y emiten una banda sonora única al estilo de la época.

Trasera McLaren 650S Can-Am

Al igual que el 650S Spider, este modelo de edición limitada cuenta con el galardonado V8 Twwin Turbo de 3,8 litros que produce 641 hp de potencia y 678 Nm de torque. Las cifras de rendimiento son igualmente apabullantes, demorándose tan sólo 3 segundos en alcanzar los 100 km/h y haciendo tope de velocidad máxima en unos impresionantes 329 km/h.

En el exterior destaca con sus tres llamativos colores disponibles, todos heredados de aquella competencia de la Can-Am. El Rojo Marte, el originario de Bruce McLaren, el Papaya Spark y el Negro Onyx.

El interior está  protagonizado por unos asientos deportivos tapizados en cuero y alcántara extremadamente ligeros y deportivos. Todo el interior está salpicado por elementos realizados en fibra de carbono mientras que la puerta del piloto cuenta con una placa conmemorativa de la competencia original Can-Am.

You might also like