2007 Honda Odyssey Bien diseñada, agradable de manejar

Prueba de manejo

El objetivo de Honda con la Odyssey fue producir una minivan con el manejo de un sedán europeo, y no ha errado el tiro por mucho. En movimiento, la Odyssey entrega todo lo que usted podría pedir de una minivan: marcha suave, buena respuesta de manejo, estabilidad con la velocidad y un motor suave y potente.

En el camino, la Odyssey oculta su tamaño y se maneja como un sedán categoría premium. Por supuesto, no es tan dinámica como un sedán deportivo europeo, pero ciertamente es mejor que una SUV. La encontramos agradable tanto para ciudad como en viajes largos.

Durante una prueba de manejo por las carreteras secundarias cerca de la fábrica Honda en Alabama, la Odyssey ofreció una marcha absolutamente placentera. Nunca fue demasiado firme ni demasiado blanda. Cierto, hay algo de vibración producida por el camino. Y hay algo de juego en el volante (usted puede moverlo algunos grados en cualquier dirección antes de que el vehículo comience a moverse), sin embargo no fue peor que en una Chrysler Town & Country y es una característica común de muchos coches grandes y de la mayoría de las SUV. Con todo, la Honda Odyssey es un buen vehículo para distancias largas.

Algunas vueltas alrededor de una pista de carreras mostraron que la Odyssey es estable a altas velocidades. Y nos quedamos sorprendidos de cuanto podíamos presionarla en los giros. Pudimos manejarla con la suficiente fuerza entrando en una curva cerrada para sentir las llantas deslizarse sin ningún tipo de drama. No pudimos detectar mucho balanceo (ladeo) de la carrocería en los giros y una Odyssey que nos precedía lucía extraordinariamente estable para un vehículo alto.

Estacionarse es fácil. El radio de giro está entre los más estrechos de cualquier minivan, lo que facilita las vueltas en U y las maniobras en lotes de estacionamiento. El asistente de estacionamiento emite tonos de bip que advierten al conductor de otras defensas adelante y atrás y ayuda considerablemente a estacionarse en paralelo.

La aceleración en línea recta es mejor que la de la mayoría de las otras minivan. Honda asegura un tiempo de 0 a 60 mph de 7.3 segundos, lo cual efectivamente es muy rápido. Con todo, y aunque tiene 244 caballos moviéndose a través de sus llantas delanteras, la Odyssey casi carece de tironeo en la dirección (un tirón del volante que acompaña al acelerar con fuerza en los vehículos de tracción delantera).

El V6 3.5 litros de Honda, es suave, potente, limpio y eficiente con el combustible. El V6 iVTEC (intelligent Variable Timing and Electronic Control) que viene con los modelos EX-L y Touring consigue una calificación de la EPA de 19/26 mpg City/Highway. Esto es ligeramente mejor que la economía de combustible del V6 VTEC normal que viene con las LX y EX: 18/25 mpg. La ventaja que tiene el motor iVTEC es su habilidad para desactivar tres de los seis cilindros siempre que la Odyssey viaja a velocidad constante. Nosotros nunca pudimos darnos cuenta cuando el motor estaba funcionando con tres cilindros ya que no hay ningún tartamudeo o cambio evidente en la nota del motor, aunque una luz verde en el tablero se ilumina para decirle que el sistema está trabajando. Ambas versiones del V6 desarrollan la misma cantidad de potencia: 244 caballos de fuerza y 240 lb/ft de torque, aunque el iVTEC genera su pico de torque a 4500 rpm contra las 5000 rpm del VTEC. Esto debe hacer al iVTEC ligeramente más sensible en la conducción diaria, aunque nosotros no fuimos capaces de detectar esto mientras manejamos. En resumen, el Honda V6 VTEC es un motor magnífico y la versión iVTEC es simplemente un poco mejor.

Los frenos trabajan bien. Todas las Odyssey vienen con frenos antibloqueo (ABS) y Vehicle Stability Assist, el sistema electrónico de control de estabilidad de Honda. Este sistema trabaja en conjunto con el sistema de aceleración drive-by-wire y el ABS, para modular los frenos mientras controla la aceleración y la ignición. Si el vehículo comienza a perder agarre en una curva muy cerrada sobre una superficie resbaladiza, el sistema reduce automáticamente la velocidad del motor y aplica suavemente los frenos para ayudar a evitar que el vehículo derrape sin control. En una prueba sobre una superficie empapada y resbaladiza, encontramos que el sistema funciona bien; afortunadamente sólo lo hace en situaciones de emergencia, por lo que no produce distracciones durante una sesión normal y briosa de manejo. También puede apagarse, aunque nosotros recomendamos que no lo haga.

No tuvimos queja acerca del ruido mientras manejamos los diferentes modelos Odyssey y la Touring y la EX-L se benefician de medidas extras de alta tecnología para la reducción del ruido. Cuando el motor i-VTEC con VCM está funcionando sólo con tres cilindros, hay un desequilibrio natural, el cual puede producir tamborileo y vibraciones. Para contrarrestar esto, el motor está colocado sobre unas monturas especiales de control activo y que se ajustan electrónicamente para contrarrestar las vibraciones del motor. Los sonidos más retumbantes son reducidos mediante un sistema activo de control de ruidos, el cual envía automáticamente un sonido fuera de fase a través del sistema de bocinas para eliminar los ruidos del motor, incluso cuando está en punto muerto.

El modelo Touring viene con el sistema PAX de llantas antiponchaduras de Michelin y es una característica realmente valiosa. El sistema Michelin PAX es mejor que las llantas tradicionales antiponchaduras ya que no hay perdida significativa en la calidad de marcha. En el pasado, las llantas antiponchaduras contaban con unas paredes laterales extra rígidas para soportar el coche cuando se perdía el aire, lo cual solía dar como resultado una marcha más dura. Nos fue difícil notar alguna diferencia en la marcha o manejo entre la Touring y los otros modelos. El sistema PAX de Michelin utiliza un anillo sólido de plástico que se envuelve alrededor del centro del rin como una banda de goma. Cuando se desinfla, la llanta presiona contra esa banda y la utiliza como soporte. En una demostración mientras manejábamos con una llanta desinflada, notamos deteriorado el manejo, aunque el vehículo ciertamente era controlable de una manera segura. Honda dice que el vehículo puede manejarse hasta a 50 mph durante 125 millas con una llanta desinflada. Los rines y llantas son de tamaño especial y se necesita equipo especializado para cambiarlos, pero Michelin dice que puede tener un juego montado en un máximo de 12 horas y a 125 millas de casi cualquier lugar en los Estados Unidos. Desde un punto de vista práctico esto no debe representar ningún problema. No podrá comprar cualquier llanta cuando vaya a reemplazarlas, pero Michelín fabrica unas llantas excelentes. Detenerse por una llanta ponchada puede poner en riesgo a los miembros de la familia por otros vehículos o criminales mientras se encuentra con el problema al lado del camino, así que nosotros vemos a las llantas antiponchaduras como una útil medida de seguridad.

_taboola.push({mode:'thumbnails-a', container:'taboola-below-article', placement:'below-article', target_type: 'mix'}); window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({mode:'thumbnails-a', container:'taboola-below-article-second', placement:'below-article-2nd', target_type: 'mix'});
También podría gustarte