Zaur Dadayev confesó el asesinato de Boris Nemstov

Zaur se declaró culpable de la muerte de Boris Nemstov

El checheno Zaur Dadayev, uno de los cinco detenidos por el asesinato de Boris Nemtsov, se declaró hoy culpable ante un tribunal de Moscú de haber participado en el crimen del líder opositor ruso, informó la jueza Natalia Mushnikova.

“La culpabilidad de Zaur Dadayev queda confirmada por sus confesiones”, dijo la jueza, quien agregó que “hay motivos para adoptar medidas cautelares”, por lo que el acusado permanecerá bajo custodia hasta el próximo 28 de abril, según el sitio informativo Sputnik.

Poco antes, un tribunal de Moscú acusó formalmente del asesinato del líder opositor ruso  a Zaur Dadayev y Anzor Gubashev, ambos procedentes de la región del norte del Cáucaso y detenidos la madrugada del sábado en la región de Ingushetia.

Zaur Dadayev se desempeñaba como segundo comandante de un batallón del Ministerio del Interior de Chechenia, mientras Gubashev trabajó para una empresa de seguridad privada en Moscú, según Sputnik.

Otras tres personas, una de ellas el hermano menor de Gubashev, también están detenidas en conexión con el asesinato del opositor ruso, pero de momento se desconoce si se han presentado cargos contra ellas.

Las detenciones se produjeron poco más de una semana después de que Boris Nemtsov, un crítico del presidente Vladimir Putin, fue asesinado a tiros la noche del 27 de febrero cuando paseaba por un puente cerca del Kremlin, junto con la modelo ucraniana Anna Duritskaya.

Boris Nemtsov se mostró siempre en contra de la política del Kremlin en Ucrania, tanto en la Revolución Naranja de 2004, como en la anexión de la península de Crimea o, más recientemente, contra el apoyo de Moscú a los separatistas pro rusos.

En una entrevista para la cadena CNN desde Alemania, la hija del opositor ruso, Zhanna Nemtsova, aseguró que el asesinato se produjo obviamente por “motivos políticos”.

“En un régimen autoritario, cualquier persona que no está de acuerdo con los políticos, que critica el punto de vista oficial es peligrosa”, declaró.

Tanto el abogado de la familia de Boris Nemtsov, como otros opositores, diputados y defensores de los derechos humanos han pedido a las autoridades rusas castigar no sólo a los autores materiales del crimen, sino también a los que podrían haberlo encargado.