El nuevo BMW X1 se convierte en el SUV compacto de referencia

Nuevo BMW X1

El nuevo X1 se impone ante sus competidores con un tremendo dinamismo combinado con una gran eficiencia, aunque también por el empleo de cantidad de equipos innovadores. Entre las nuevas opciones encontramos entre otros los faros delanteros de LED, la dirección deportiva variable, el sistema de control dinámico de la suspensión DDC, la suspensión deportiva M, la pantalla Virtual BMW Head-Up Display, así como el sistema Driving Assistant Plus.

En el nuevo X1 se acrecientan la deportividad y confort dinámico, sin dejar de lado la más ingeniosa funcionalidad y el aspecto más todocamino. Esto es gracias a los nuevos motores de cuatro cilindros y a la eficiencia optimizada de la tracción integral inteligente BMW xDrive, lo que nos trae una optimización de las prestaciones y una importante reducción de las emisiones, que puede llegar a ser de 17% respecto a modelos anteriores.

Para su lanzamiento en octubre de 2015, el X1 incluirá toda una gama de propulsores nuevos de cuatro cilindros con tecnología BMW TwinPower Turbo, dos de gasolina y tres diésel. Entre los primeros encontramos el 20i de 192 cv, con tracción simple al eje delantero sDrive o total xDrive, y el 25i de 231 cv siempre con tracción total. En diésel aparecen el 18d de 150 cv con tracción sDrive, así como el 20d de 190 cv y el 25d de 231 cv, ambos con xDrive. Estos propulsores van combinados o bien con un cambio manual de 6 velocidades o con uno automático Steptronic de 8 relaciones.

El sistema de tracción total xDrive es completamente nuevo, más ligero, compacto y eficiente, que consigue una distribución siempre perfecta del par en función de la dinámica del vehículo, mientras que el sistema de tracción simple sDrive mueve el eje delantero, como lo hace ya con los monovolúmenes Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer.

Un simple vistazo al exterior nos dicen que estamos ante un vehículo robusto, de gran aplomo y dinámico, con un trazo de líneas muy dinámicas. Respecto a su antecesor es ligeramente más alto (53 mm) lo que consigue un habitáculo seguro más cómodo, así como la posición de los asientos es también más elevada, ofreciendo mayor visibilidad del entorno. A la altura de las rodillas de los pasajeros del fondo hay más espacio, así como el espacio de la cajuela es 85 litros mayor que en el modelo anterior, con 505 litros ampliables hasta los 1.500 litros.

En el interior destaca el tablero de instrumentos con la típica orientación hacia el conductor, creando una ambiente moderno y Premium. De serie incluye aire acondicionado, sistema de audio con conexiones USB y Aux-In, mando iDrive con pantalla integrada de 6.5 pulgadas, sensor de lluvia, Servotronic y el botón del Dirving Experience Control. La personalización individual viene de la mano de las variantes Advantage, Sport Line, X Line y el paquete M Sport.

El X1 estrena por primera vez entre su equipo opcional el sistema Head-Up Display que muestra sobre el parabrisas información relevante para la conducción, así como el Driving Assistant Plus, que incluye los sistemas de control de velocidad por radar con función Stop and Go, advertencia de abandono de carril, asistente para la conducción en retenciones de tráfico, advertencia de colisión, asistente de estacionamiento o advertencia de presencia de peatones, entre otros muchos sistemas.

 

Llega el sucesor del pionero del segmento Sport Activity Vehicle más Premium, el nuevo BMW X1. En un tamaño compacto luce los nuevos rasgos familiares de la familia X de BMW, y ostenta más dinamismo que nunca con nuevos motores de cuatro cilindros tan potentes como eficientes.

El nuevo X1 se impone ante sus competidores con un tremendo dinamismo combinado con una gran eficiencia, aunque también por el empleo de cantidad de equipos innovadores. Entre las opciones encontramos entre otros los faros delanteros de LED, la dirección deportiva variable, el sistema de control dinámico de la suspensión DDC, la suspensión deportiva M, la pantalla Virtual BMW Head-Up Display, así como el sistema Driving Assistant Plus.

En el nuevo X1 se acrecientan la deportividad y confort dinámico, sin dejar de lado la más ingeniosa funcionalidad y el aspecto más todocamino. Esto es gracias a los nuevos motores de cuatro cilindros y a la eficiencia optimizada de la tracción integral inteligente BMW xDrive, lo que nos trae una optimización de las prestaciones y una importante reducción de las emisiones, que puede llegar a ser de 17% respecto a modelos anteriores.

Para su lanzamiento en octubre de 2015, el X1 incluirá toda una gama de propulsores nuevos de cuatro cilindros con tecnología BMW TwinPower Turbo, dos de gasolina y tres diésel. Entre los primeros encontramos el 20i de 192 cv, con tracción simple al eje delantero sDrive o total xDrive, y el 25i de 231 cv siempre con tracción total. En diésel aparecen el 18d de 150 cv con tracción simple, así como el 20d de 190 cv y el 25d de 231 cv, ambos con tracción total. Estos propulsores van combinados o bien con un cambio manual de 6 velocidades o con uno automático Steptronic de 8 relaciones.

El sistema de tracción total xDrive es completamente nuevo, más ligero, compacto y eficiente, que consigue una distribución siempre perfecta del par en función de la dinámica del vehículo, mientras que el sistema de tracción simple sDrive mueve el eje delantero, como lo hace ya con los monovolúmenes Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer.

Un simple vistazo al exterior nos dicen que estamos ante un vehículo robusto, de gran aplomo y dinámico, con un trazado de líneas muy dinámicas. Respecto a su antecesor es ligeramente más alto (53 mm) lo que consigue un habitáculo seguro más cómodo, así como la posición de los asientos es también más elevada, ofreciendo mayor visibilidad del entorno. A la altura de las rodillas de los pasajeros del fondo hay más espacio, así como el espacio de la cajuela es 85 litros mayor que en el modelo anterior, con 505 litros ampliables hasta los 1.500 litros.

En el interior destaca el tablero de instrumentos con la típica orientación hacia el conductor, creando una ambiente moderno y Premium. De serie incluye aire acondicionado, sistema de audio con conexiones USB y Aux-In, mando iDrive con pantalla integrada de 6.5 pulgadas, sensor de lluvia, Servotronic y el botón del Dirving Experience Control. La personalización individual viene de la mano de las variantes Advantage, Sport Line, X Line y el paquete M Sport.

El X1 estrena por primera vez entre su equipo opcional el sistema Head Up Display que muestra sobre el parabrisas información relevante para la conducción, así como el Driving Assistant plus, que incluye los sistemas de control de velocidad por radar con función Stop and Go, advertencia de abandono de carril, asistente para la conducción en retenciones de tráfico, advertencia de colisión, asistente de estacionamiento o advertencia de presencia de peatones, entre otros muchos sistemas.