Lo mejor y lo peor del fútbol en el 2011

El fiasco del año: Los cuatro clásicos
El fiasco del año: Los cuatro clásicos
Entre abril y mayo, Barcelona y Real Madrid se cruzaron cuatro veces en 18 días por la liga española, Copa del Rey y Liga de Campeones. Propios y extraños se salivaban ante una seguidilla con pocos precedentes entre dos equipos cargados de estrellas del fútbol mundial. Sin embargo, la única constante de los cuatro partidos fue la mala sangre. Faltas duras, faltas simuladas, tarjetas rojas, reclamos exagerados, marcas asfixiantes, un Madrid defensivo y de dientes apretados, un Barsa que salió ganando sólo con chispazos de su buen juego.
La ?Cenicienta? del 2011: Venezuela
La ?Cenicienta? del 2011: Venezuela
Un trabajo paciente y astuto ha llevado a la Vinotinto a alturas insospechadas. Su cuarto puesto en la Copa América de Argentina 2011, donde fue uno de los equipos más sólidos, confirmó esa ascensión.
El villano del año: José Mourinho
El villano del año: José Mourinho
Le metió un dedo en un ojo a un asistente técnico del Barcelona. Denunció conspiraciones en su contra e involucró hasta a la UNICEF para justificar sus derrotas futbolísticas. Mandó a un equipo de estrellas a jugar un fútbol tacaño y patadura. Pero el peor pecado del portugués es otro: es quien vio de más cerca la brillantez del Barcelona en 2011, en siete clásicos de los que su Real Madrid ganó apenas uno. Pero insistió en ser el único que no admite los méritos sobrados del mejor equipo del mundo.
El héroe del 2011: Julio Gómez
El héroe del 2011: Julio Gómez
El mexicano Julio Gómez corre el riesgo de que su carrera sea toda cuesta abajo por la enormidad de lo que logró a los 16 años. México pasó a la final del Mundial Sub17 que luego ganaría en el Estadio Azteca gracias a la tarde que Gómez habrá soñado más de una vez y que miles de niños de todo el mundo se imaginan cada noche. El joven jugador del Pachuca hizo el gol de la victoria 3-2 sobre Alemania en semifinales con una chilena en el último minuto del tiempo reglamentario.
La remontada del 2011: Newcastle 4 - Arsenal 4
La remontada del 2011: Newcastle 4 – Arsenal 4
En febrero de 2011 que los Gunners de Arsene Wenger dejaron escapar una ventaja de 4-0 para terminar empatando en su visita a Newcastle. Arsenal ganaba 3-0 tras diez minutos y alargó diferencias antes del entretiempo, pero luego del descanso perdió por tarjeta roja a Abou Diaby, cuando éste cometió un penal. Joey Barton convirtió ése y otro penal, Leon Best agregó un gol y el marfileño Cheik Tioté metió el gol de su vida con una impresionante volea a un rincón desde fuera del área para empatar a los 87 minutos.
El cliché del año:
El cliché del año: “Falso nueve”
Una de las marcas del Barcelona de Pep Guardiola ha sido su uso de Lionel Messi como delantero central. La “falsedad” de Messi como nueve viene del hecho que el argentino suele bajar mucho, incluso más allá del mediocampo, en busca de la pelota y de asociarse con sus compañeros. Pero la frase terminó por convertirse en un cliché que se usa cada vez que aparece en la tele un delantero de menos de 1.70 metros, sin importar los movimientos que haga en la cancha.
El baile del año: Barcelona 4 - Santos 0
El baile del año: Barcelona 4 – Santos 0
Lo que se anunció como el gran choque “Messi vs. Neymar” terminó siendo una lastimosa paliza del Barcelona al Santos en la final del Mundial de Clubes 2011 celebrado en Japón.

«
»

_taboola.push({mode:'thumbnails-a', container:'taboola-below-article', placement:'below-article', target_type: 'mix'}); window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({mode:'thumbnails-a', container:'taboola-below-article-second', placement:'below-article-2nd', target_type: 'mix'});
También podría gustarte