¡Qué tristeza! Estas siamesas compartían un corazón, pero no resistieron más

Ambas nacieron el 5 de junio en el Hospital Escuela Universitario de Tegucigalpa. María Fernanda y María José tenían pocas expectativas de vida.

Hace unos días se hizo popular la historia de un par de siamesas originarias de Hondura que compartían un corazón.

Ambas nacieron el 5 de junio en el Hospital Escuela Universitario de Tegucigalpa. María Fernanda y María José tenían pocas expectativas de vida, y a poco más de un mes de nacidas fallecieron.

El doctor del hospital comentó a los medios que desafortunadamente las siamesas que compartían un corazón no lograron soporta la presión y fallecieron.

Estas fueron las condiciones de las siamesas que compartían un corazón

La información de los doctores dio a conocer que las siamesas permanecieron en cuidado intensivo y tuvieron oxígeno artifical.

“A pesar de estar recibiendo oxígeno, sus saturaciones de oxígeno no eran apropiadas”, relató el doctor especialista al Debate. 

Y es que estas siamesas no solo compartían el corazón, también el hígado, dos órganos vitales que sin duda son muy importantes para el desarrollo correcto del ser humano.

Pese a los intentos por permitir que alguna de las dos tuviera una vida saludable y de buena calidad, la cirugía no era opción ya que alguna de las dos fallecería por las condiciones de sus órganos.


 

You might also like