Todavía estás a tiempo de cumplir tus propósitos de año nuevo… Baja de peso con estos tips

Foto: Pixabay

¿Cómo vas con tus propósitos de año nuevo? ¿Ya estás viendo cambios en ti? ¿Ya empezaste? ¿Te estancaste?

No importa si has detenido tus propósitos todavía faltan 285 días para que termine el año. Estás justo a tiempo para retomar esos deseos que habías dejado en un rincón. La vida te da una nueva oportunidad así que mejor empieza a planear una estrategia para cambiar esos hábitos que en año viejo decidiste dejar.

Bajar de peso, iniciar en el gimnasio, tener mejores hábitos alimenticios son los propósitos más comunes de las personas. Sin embargo pasadas 12 semanas la mayoría de las personas rompe con los acuerdos que se propusieron, pierden la fuerza de voluntad, se desmotivan, o comienzan entrar en un periodo de ansiedad. Es por eso que te dejamos algunos tips que te ayudarán a recobrar esa fuerza para que termines todo lo que te propones.

 

    1. Toma tu tiempo, ve despacio. No te presiones o quieras bajar todos los kilitos de más en unas semanas. El cambio empieza con pequeñas acciones. Si tu intención es mejorar tu alimentación, empieza por añadir un plato de fruta en el desayuno o bajar la cantidad de azúcar a lo largo de tu día. Si quieres empezar a hacer deporte, empieza por rutinas pequeñas y cada vez que vayas adquiriendo condición física intensifica el trabajo.
    2. Toma mucha agua. El agua no sólo hidrata; también te da energía y te pone de mejor humor y evita que retengas líquidos. Si te es muy difícil tomar agua en vasos; existen dos maneras para solucionarlo, comienza con cantidades pequeñas de agua o comprate una botella de plástico para que midas el agua que tomas. Recuerda llevar contigo una botella de agua si sales de casa.
    3. Come alimentos de todos los colores. Aunque esto suene muy infantil comer frutas y vegetales de cierto color te ayudarán a crear hábitos más saludables; y porque no a hacer tu dieta diaria mucho más divertida.
    4. No te des permiso de comer alimentos le dañan la dieta. Comer por ansiedad es más regular de lo que te imaginas, si de repente te dan ganas de comer por este motivo, mejor come un chicle sin azúcar o una pastilla de menta. Esto engañará a tu cerebro y te quitará “el hambre”.
    5. Comienza a moverte. Haz por lo menos 30 minutos de ejercicio al día. Actívate y dile adiós al sedentarismo. Sube y baja escaleras, inscribete a clases de baile, corre por las mañanas. No importa la actividad física que desees hacer siempre y cuando te guste, eso te facilitará las cosas y hará que vayas con gusto a tus actividades.
    6. Por lo regular nos cuesta trabajo empezar nuevos hábitos si lo hacemos solos, por eso pide el apoyo de tu familia e integralos o busca una amiga que tenga los mismos planes que tú y haganlo juntas. Verás que es mucho más sencillo y todos pueden ayudarse.

Todavía estás a tiempo para empezar con tus nuevos hábitos, nunca es tarde para iniciar una vida sana.

Ten en cuenta que perder una kilo o kilo y medio a la semana es lo ideal. Si estás perdiendo peso rápidamente o si a pesar de realizar todo esto no has logrado bajar nada, consulta a tu médico porque entonces algo no anda bien con tu cuerpo.

También podría gustarte