Así vive el exfutbolista Salvador Cabañas tras ser atacado por un narco

Hace unos años el jugador de futbol Salvador Cabañas sufrió uno de los ataques más sonados en la Ciudad de México por parte de la delincuencia organizada.

View this post on Instagram

#LunesHB Se presentó al mundo en el humilde 12 de Octubre de Paraguay. La hora, sin embargo, le llegó en Chile, con el Audax Italiano. Allí, por primera vez, se supo que su panza era rumor de buen fútbol. En el primer semestre de 2003 hizo 18 goles y saltó derechito a México. . En Jaguares de Chiapas la descosió: cincuenta goles en tres años hizo el panzón. Entonces, como dicta la lógica, le paró el bus de la gloria, el de la plata, el del América de México. Dólares, mansiones y carros de lujo, todo eso a cambio de un rendimiento sobrehumano. . Y así le fue hasta 2009. Lindo. Fueron dos añitos llenos de goles de todos los colores y desde todas las posiciones. Dos veces goleador de la ‘Liberta’ y Rey de América. Rey del mundo, mejor. Ese año clasificó a Paraguay al Mundial de 2010 y ahí mismito se enteró de que si nada extraño pasaba sería jugador del Manchester United. “Qué lindo, papá”. . Pero a veces, efectivamente, pasan cosas extrañas. Emborrachado por la confianza que trae el poder, una noche de copas, una de muchas, fue a dar al lugar equivocado en el momento equivocado. Lo que arrancó como un altercado de rutina en el baño de un antro terminó con el sonido seco de un balazo. Un balazo en la sien a seis meses del Mundial. . Lo que vino después no fue la muerte, pero casi: lo dejó su esposa, lo estafó su representante, perdió su fortuna. Adiós al glamour, adiós a los “súper amigos” que te trae la fama. Un viaje sin regreso al infierno… ¿O no? . Pues no. Salvador se prometió a sí mismo que regresaría. Y regresó. Dos años después de aquella noche horrenda volvió al 12 de Octubre, fue capitán y ascendió a segunda división. Después de la hazaña, con una bala incrustada en la cabeza y la certeza de haber vuelto de entre los muertos, el retiro fue lo más prudente. . El futbolista es historia, ahora solo queda el hombre feliz y agradecido que en su segunda vida, alejado de los flashes y el espejismo del dólar, prefiere ser entrenador de niños. Salvador Cabañas mira para atrás y sonríe. Y si él soportó lo que soportó, ¿usted cómo no va a soportar esta semana? #FelizLunes

A post shared by Hablaelbalón (@hablaelbalon) on

El futbolista de origen paraguayo destacó por su rendimiento en el Club América; sin embargo, fue este deporte el que casi le provoca su muerte.

Salvador Cabañas acudió a un centro nocturno conocido como Bar Bar, donde fue atacado por un sujeto llamado Jorge Balderas, apodado “El JJ”.

Después de eso todo fue historia, pues el hombre era mano derecha de otro narcotraficante.

“Sacó una pistola, me apuntó en la frente con la mano temblorosa, y me dijo que pidiera un último deseo porque me iba a matar”, reveló Salvador Caañas al periódico ABC España.

Te podría interesar: Adolescente mató a sus padres como rito para entrar al narcotráfico

La vida de Salvador Cabañas dio un giro de 180 grados

A pesar de que el paraguayo no falleció, quedó con graves secuelas que lo alejaron por completo del futbol.

Perdió la vista del ojo izquierdo, tiene complicaciones para caminar y su movilidad es un tanto limitada; una bala que se alojó en su cráneo fue la responsable.

Pero su desgracia no terminó ahí, pues su esposa y su abogado sostuvieron un romance, mismo que resultó en un millonario desfalco y robo de propiedades.

Aunque en ocasiones Salvador Cabañas vuelve a hacer apariciones públicas, ahora se dedica a trabajar en la panadería de su familia.

A 9 años de este fatal ataque, el futbolista vio cómo sus sueños de jugar el Mundial, pertenecer al Manchester United y convertirse en una leyenda del balompié.

You might also like