Desmantelan el sitio web AlphaBay, el mayor mercado criminal en la red

En el sitio vendían drogas, documentos de identidad robados, falsificaciones, malware, etc.

El Departamento de Justicia (DOJ) de Estados Unidos anunció hoy que se logró desmantelar, con la ayuda de las autoridades de varios países, el sitio web AlphaBay, considerado como el mayor mercado criminal en la red, en el que se comercializaban drogas y otros artículos ilegales.

Durante más de dos años de operación, AlphaBay fue usado para vender drogas, documentos de identidad robados y fraudulentos, productos falsificados, malware y otras herramientas informáticas ilegales, armas de fuego y productos químicos tóxicos en todo el mundo, indicó la dependencia en un comunicado.

El pasado 5 de julio, el canadiense Alexandre Cazes, alias “Alpha02” o “Admin”, de 25 años, fue arrestado por las autoridades de Tailandia en nombre de Estados Unidos por su papel como creador y administrador de AlphaBay. El joven aparentemente se suicidó seis días después en una cárcel tailandesa.

Según el DOJ, Cazes y su esposa tenían numerosos activos de alto valor, como autos de lujo, residencias y un hotel en Tailandia.

El canadiense poseía además millones de dólares en criptomonedas, confiscadas por la Agencia Federal de Investigaciones (FBI) y la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos.

Antes de ser desmantelado, AlphaBay llegó a atender a más de 200 mil usuarios y tenía enlistados a unos 40 mil vendedores.

Asimismo, el sitio tenía más de 250 mil listados de drogas ilegales y productos químicos tóxicos a la venta y más de 100 mil de documentos de identidad robados, dispositivos de acceso, productos falsificados, malware y otras herramientas informáticas ilegales, armas de fuego y servicios fraudulentos.

Tanto AlphaBay operaba en la “red profunda” o “red oscura”, como se le conoce a la parte oculta de internet que no es posible ver en navegadores típicos, y que no son indexados por los motores de búsqueda, como Google o Yahoo.

Para visitar estos sitios se requería utilizar “Tor”, un navegador o software que garantiza el anonimato, al ocultar el rastro del usuario.