Squirting, eyaculación femenina

Para producir un squirting, estimula el punto G para que las glándulas de Skene o parauretrales, liberen el líquido de la eyaculación femenina.

Anteriormente se creía que cuando las mujeres expulsaban un líquido durante un orgasmo, se debía a una pequeña incontinencia urinaria, nada más alejado de la realidad.

Algunas mujeres, al experimentar este tipo de orgasmos, creen que sufren una pérdida de orina pero realmente, este fluido no es expulsado por la vejiga. La eyaculación femenina tiene nombre: squirting.

El profesor Emmanuel Jannini, uno de los primeros en investigar sobre el squirting, asegura que la eyaculación femenina es una expulsión de un líquido generado por las glándulas de Skene o parauretrales, localizadas en la pared interior de la vagina y expulsado a través de la uretra en pleno orgasmo femenino .

Para el profesor, la explicación de que no todas las mujeres experimenten la eyaculación femenina, es que el tamaño de estas glándulas varían de una mujer a otra, al punto de casi desaparecer externamente en algunas.

La eyaculación femenina se produce cuando la mujer siente un placer extremadamente intenso y tiene una especie de súper orgasmo.

A las mujeres que eyaculan al tener un orgasmo se les conoce como ‘mujeres fuente‘. Este tipo de mujeres pueden experimentar una eyaculación tal, que aunque placentera, resulta incómoda.

El líquido que es expulsado por las mujeres fuente es transparente y no tiene olor, aunque contiene residuos de urea y creatina y está formado por glucosa, fructosa y fosfatasa ácida prostática.