Si Meghan Markle se casa con el príncipe Harry, esto ya no lo podrá hacer

Existen protocolos muy específicos de la Casa Real que te sonarán muy tontos

1

Parece que el romance entre la actriz estadounidense Meghan Markle, protagonista de la serie Suits,  y el príncipe Enrique va muy en serio. Hace unos días y aprovechando las vacaciones el príncipe viajó hasta Toronto, Canadá, donde actualmente vive ella, para pasar unos días juntos.

Hemos visto como Harry muestra cada vez más interés en Megan, de entrada ya fue presentada de manera oficial a todos los miembros de la familia real.

No nos sorprendería que este año se realice el anuncio de su compromiso, el panorama pinta para que ella se convierta en la futura esposa de Harry.

Si esto sucede ella asumiría el título (de acuerdo a los expertos) de duquesa de Sussex que es el único reino que está disponible.

 

¿Qué no podría hacer?

 

Si Meghan decide dar el sí a su amado príncipe, tendrá que seguir ciertas reglas para cumplir los protocolos establecidos, como por ejemplo, no demostrar afecto (hacia su pareja) en público y en Navidad deberá atender durante todo el día ceremonias religiosas.

Las opiniones políticas se las deberá guardar para ella ya que por tradición de la familia real se deben mantienen callados cuando se trata de temas políticos.

Los mariscos están prohibidos, resulta que para prevenir intoxicaciones los miembros de la realeza no consumen mariscos, esto es por miedo a no poder cumplir sus funciones en caso de contraer alguna enfermedad por esta ingesta.

Este te va a sonar muy tonto (y lo es) pero no podría jugar monopoly, se dice que fue el príncipe Andrés de York quien lo prohibió al considerarlo como un juego bastante agresivo.

Y lo más importante es mantener su lugar según el rango, es decir, ella deberá estar colocada siempre a un lado de Harry.

Por último y no menos importante, es alejarse de los escándalos y no dar de qué hablar con los paparazzis. ¿Lo logrará la actriz? ¿Y su carrera?

También podría gustarte