Gerente de aerolínea ligada a avionazo es llevado a justicia boliviana

La Paz, 6 Dic (Notimex).- El gerente de la aerolínea boliviana Lamia, Gustavo Vargas, y otros dos funcionarios de la empresa, fueron presentados hoy ante el Ministerio Público en Santa Cruz, en el marco de la investigación sobre el percance de la semana pasada en Colombia.

“Se ha emitido una orden de aprehensión del gerente de esta empresa y además se ha obtenido documentación para ser analizada”, indicó Iván Quntanilla, miembro de la comisión de fiscales que investiga el accidente en Colombia, que dejó un saldo de 71 muertos y seis heridos.

“Existen seis personas investigadas y para tres de ellas (una de ellas el gerente de LaMia) se dictará arraigo”, precisó Quintanilla.

Las otras tres personas investigadas son miembros de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de la Navegación Aérea (AASANA), quienes deberán comparecer mañana miércoles para presentar su declaración.

Como parte de las investigaciones, fueron allanadas las oficinas de LaMia en la ciudad de Santa Cruz, en el aeropuerto de Viru Viru, así como las oficinas que pertenecían a la funcionaria de AASANA, Celia Castedo, quien huyó la víspera a Brasil para pedir refugio.

Castedo es responsabilizada por expedir la autorización para el avión de LaMia, empresa dedicada a realizar vuelos chárter para equipos y selecciones de futbol de Sudamérica, pese a que el plan de vuelo era anómalo y la carga de combustible insuficiente.

La información recabada en la AASANA y LaMia será analizada con otra comisión de fiscales de Bolivia, Colombia y Brasil que se instalará en Santa Cruz, junto con investigadores de la Organización de Aviación Civil Internacional, indicó la agencia oficial boliviana ABI.

Los investigadores buscan deslindar responsabilidades del accidente del avión de LaMia, que el 28 de noviembre pasado se desplomó en el noroccidente de Colombia, con un saldo de 71 muertos, en su mayoría jugadores, técnicos y directivos del equipo brasileño de futbol Chapecoense.

Entre los fallecidos estaban también miembros de la tripulación y periodistas que iban a cubrir la final de la Copa Sudamericana, que el equipo brasileño disputaría con el Atlético Nacional, de Colombia.

También podría gustarte