Campeón paralímpico Dávila comparte que el deporte le cambió la vida

México, 28 Sep (Notimex).- El judoca Eduardo Ávila compartió hoy que la medalla de oro que ganó en los Juegos Paralímpicos Río 2016 tiene muchos dueños y se dijo agradecido porque el deporte lo integró a la sociedad y le cambió la vida.

“La medalla pertenece a mucha gente”, aseguró en una conferencia de prensa conjunta con Lenia Ruvalcaba, quien también conquistó el metal dorado en Río 2016.

Abundó que “la medalla no sólo es mía, es de un gran equipo de trabajo, de mi familia, de mis patrocinadores y de todos los que confiaron y me motivaron a seguir día a día a cumplir mi sueño”.

Cuestionado de su futuro, respondió que “me concentré en esto (en ganar la medalla de oro) que no me preparé para lo que sigue después de los Juegos, y de aquí a Tokio son muchas cosas las que pueden pasar”.

Ávila, nacido el 20 de diciembre de 1986 en la Ciudad de México, siente que tiene una aureola de ejemplo para los niños y jóvenes y quienes practican un deporte, porque con base en tenacidad, dedicación, entrega y muchos sacrificios ganó la medalla de oro para poner en alto el nombre de México.

También invitó a quienes padezcan una discapacidad y a sus familiares a no quedarse encerrados, sino a salir y practicar un deporte que les ayude en su desarrollo y formación.

“El deporte me integró. El deporte me cambió la vida. Estaba encerrado en mi casa y el deporte me transformó”, declaró el judoca en la categoría de débiles visuales.

También podría gustarte