Hepatitis C, una enfermedad silenciosa

Foto: Shutterstock

El VHC también conocido como Hepatitis C es una infección viral del hígado ocasionada un virus RNA, se replica preferentemente en los hepatocitos y que al no ser directamente citopático, se asocia a una infección crónica y persistente. Existen 6 genotipos y más de 50 subtipos.

Se considera un padecimiento silenciosa porque la infección inicial por el VHC (virus de la Hepatitis C) suele no tener síntomas y pasar inadvertida. Este hecho es muy delicado y peligroso; ya que el hígado puede llegar a presentar cirrosis de diferentes granos y hasta cáncer si la infección no es detectada y tratada a tiempo. Además de que, al no ser diagnosticada, la posibilidad de contagio se incrementa.

Algunos factores de riesgo del VHC son; compartir jeringas, instrumentos para tatuar o  perforar no esterilizados, sexo sin protección.

El VHC es un virus transmitido por la sangre, que se contagia principalmente por contacto con la sanfe de una persona infectada. Se conoce que este virus puede sobrevivir en sangre fresca ya fuera del organismo.

Los síntomas:

Como ya lo habíamos mencionado, la mayoría de las personas que tiene la infección no presentan síntomas pero suelen aparecer algunos indicios:

  • Fatiga
  • Pérdida de energía
  • falta de apetito
  • hinchazón abdominal
  • orina turbia
  • fiebre
  • náuseas y vómito

En la mayoría de los casos la infección se detecta únicamente cuando se hace un análisis de sangre rutinario o al momento de una transfusión.

Las pruebas:

Diagnosticar la hepatitis C es muy sencillo y pueden salvar tu vida.

Análisis de laboratorio:

  • Análisis para detectar anticuerpos contra el VHC.
  • Análisis de biología molecular para detectar la presencia del virus.
  • Análisis de enzimas hepáticas

El Tratamiento:

Es importante comprender que el tratamiento es un proceso largo y se debe cumplir totalmente con la posibilidad de erradicar el virus. Aunque actualmente no existe ninguna vacuna para prevenir la hepatitis C, debido a que el virus muta rápidamente, existen tratamientos de última generación que mejoran la calidad de vida de los paciente

También podría gustarte