4 razones que nos ponen en desventaja contra los hombres

Ser mujer se ha convertido en un verdadero reto y aunque a diferencia del sexo masculino podemos hacer varias cosas a la vez sin descuidar ninguna de nuestras actividades, sin duda nuestro día a día es una gran guerra contra la sociedad, el machismo y la misoginia que siempre buscan hacernos menos.

Sin duda, las mujeres somos mucho más que un cuerpo bonito o un cabello deslumbrante; tenemos virtudes, derecho a la opinión, capacidad de aprendizaje y análisis al igual que los hombres; sin embargo aún existen situaciones en las que todavía debemos que esforzarnos más para obtener equidad.

En este texto te daremos las 4 razones más comunes por las que confirmamos que sí, en esta sociedad sigue siendo muy difícil ser mujer.

1.- Trabajo: Seguimos sufriendo discriminación laboral en salarios y promociones. No se diga de los ascensos de puestos, pues siempre tendrás prioridad los trabajadores del sexo masculino.

2.- Maternidad: Siendo que ser madre es una de las ventajas más valiosas que tenemos contra ellos, también está el otro lado de la moneda, porque aunque se habla de la responsabilidad compartida nunca es así, siempre seremos nosotras las que estemos al pie del cañón, siendo hijas, madres, esposas, amigas, etc.

3.- Pelo: Tenemos que eliminar la mayoría del vello que nos crece en el cuerpo como en las axilas y piernas, y al quitar todo ese vello, el protagonismo cae sobre nuestro peinado, siempre debe estar impecable, un pelito fuera de lugar y nos criticarán de mil maneras.

4.- Tacones: Los zapatos altos son un dolor de cabeza para muchas de nosotras. Y aunque parezca frivolidad, ¿por qué los hombres no los usan? Se ha convertido en un problema. Pues cuantas de nosotras podríamos ir a una fiesta vestidas de gala con zapatos planos. ¡Ninguna!

–competencia laboral guerra de génerosdesventajas de ser mujerdesventajas del embarazoequidad de génerofeminismo y machismogéneroRoles de génerosexismosociedad machistasociedad sexista