Homenaje a bomberos de El Agustino, Perú

“Si llegamos juntos, nos vamos juntos”, era la frase que comentaban los bomberos desde las inmediaciones de la fábrica que ardió durante unas 12 horas en El Agustino, Perú.

Los cadáveres de los bomberos, considerados héroes nacionales, Alonso Salas Chanduví, Raúl Lee Sánchez Torres y Eduardo Porfirio Jiménez Soriano quedaron irreconocibles.

Cuando al fin se pudo ordenar su traslado a la Morgue Central de Lima, se formaron dos filas de bomberos entre el lugar de la tragedia y las tres ambulancias que esperaban en la puerta de la fábrica incendiada para trasladar a los fallecidos.

En medio del ruido ensordecedor de sirenas encendidas, los bomberos trasladaron los restos de los fallecidos cubiertos por banderas peruanas.

 

También podría gustarte