Voluntarios contribuyen en recomposición del tejido social en Tijuana

Por Eduardo Martínez

México, 19 Jun (Notimex).- Desde Mayo, todos los fines de semana un grupo de voluntarios lleva a cabo diversos actos en Tijuana, para colaborar en la recomposición del tejido social, ayudar al desvalido y compartir sin esperar nada a cambio.

El colectivo de Tijuana encabezado por el escritor y estudiante de doctorado en redacción por la University of California, San Diego, Pepe Rojo, retomó el lema magonista “Tierra y Libertad”, para demostrar que existen otras formas de hacer las cosas, sin necesidad de la confrontación.

Ricardo Flores Magón fue un político y periodista precursor de la Revolución Mexicana y fundador del Partido Liberal Mexicano que bajo el lema de “Tierra y Libertad” luchó por los derechos laborales de los trabajadores; principios que fueron incluidos en la constitución de 1917, resaltó.

Una bandera roja con letras blancas es el motor principal de una veintena de voluntarios liderados por Rojo, quienes recorren calles, avenidas principales y colonias marginadas de la fronteriza Tijuana para mostrar un tipo de ayuda más humana, menos individualista y conocer de viva voz las necesidades de quienes viven en ella.

“Es un paso lateral y hacer las cosas de ese algo que no las está haciendo, actos humanos en pro de concientizar, realizar cosas sin tirar choro, ni discurso, sólo hacer”, afirmó el escritor.

Refirió que al proyecto se han unido otros escritores como Grant Leuning, Jhonnatan Curiel y Paty Torres, quienes con sus acciones pretenden demostrar que se pueden hacer cosas, con una actitud enérgica de mucho que ganar y poco que perder.

En entrevista para Notimex, el guía de dicha propuesta destacó que el diálogo y las reacciones de los ciudadanos han sido enriquecedoras, un aprendizaje invaluable y un espacio de diálogo inimaginable.

Destacó que a pesar de la coincidencia con las campañas políticas de presidentes municipales y la gubernatura de Baja California, para la gente resulta difícil recibir ayuda sin sentirse obligado a identificarse con algún color.

El colectivo pretende establecer otra manera de actuar, otro tipo de discurso, sumar, nunca entorpecer, sólo contribuir. Es un proyecto que contrasta con las costosas campañas políticas, “habría que evaluar qué genera mayor cambio”, dijo.

Desde mayo y todos los fines de semana del mes de junio, el grupo comparte comida, ropa y cobijas -vitales para los desfavorecidos-, así como sus banderas, en busca de generar un cambio en la sociedad.

“Somos gente respetable, no somos de ningún partido político, la idea es propositiva mediante el uso de donaciones, voluntariado y actos simbólicos sin confrontación, es necesario que acciones así, se adopten en las colonias, en las calles, en los estados, buscar opciones”, concluyó Rojo.

También podría gustarte