Vistazo a las masacres anteriores más mortíferas en EEUU

Un policía acude al lugar de la matanza en un club nocturno de Orlando, Florida el domingo 12 de junio del 2016. (AP Photo/Phelan M. Ebenhack) Un vistazo a las masacres anteriores más mortíferas en Estados Unidos desde 2012:

– 25 de febrero de 2016: Cedric Ford, de 38 años, mata a tres personas y deja heridas a 14 en la fábrica donde trabajaba en Hesston, Kansas. Fue abatido fatalmente en una balacera con policías mientras unos 200 o 300 empleados seguían dentro del edificio.

– 20 de febrero de 2016: Jason Dalton, de 45 años, es acusado de matar a tiros a seis personas y de herir de gravedad a otras dos en una serie de ataques durante varias horas en la zona de Kalamazoo, Michigan. Las autoridades sostienen que entre un crimen y otro trabajó como chofer de Uber.

– 2 de diciembre de 2015: Syed Rizwan Farook, de 28 años y Tashfeen Malik, de 27, abren fuego en un centro de servicios sociales en San Bernardino, California, matando a 14 personas e hiriendo a más de 20. Huyeron del lugar pero fueron muertos luego en una balacera con la policía.

– 1 de octubre de 2015: Christopher Harper-Mercer, de 26 años, mata a tiros a 10 personas y deja heridas a otras siete en Umpqua Community College en Roseburg, Oregon. Se enfrasca en un tiroteo con policías antes de suicidarse.

– 17 de junio de 2015: Dylann Roof, de 21 años, mata a tiros a nueve feligreses afroamericanos en una sesión de estudios religiosos en la Emanuel African Methodist Episcopal Church en Charleston, South Carolina. La policía sostiene que el ataque fue por motivos racistas.

– 23 de mayo de 2014: Elliot Rodger, de 22 años, mata a seis personas y deja heridas a 13 con pistolas y puñales cerca de la Universidad de California en Santa Barbara. Según las autoridades, se suicidó tras protagonizar una balacera con policías.

– 16 de septiembre de 2013: Aaron Alexis mata a tiros a 12 personas en la Washington Navy Yard antes de ser ultimado por policías.

– 26 de julio de 2013: Pedro Vargas, de 42 años, dispara a mansalva en su conjunto residencial en Hialeah, Florida, matando a seis personas antes de ser muerto por policías.

– 14 de diciembre de 2012: En Newtown, Connecticut, un joven de 20 años irrumpe en la Escuela Primaria Sandy Hook y con un fusil semiautomático mata a 26 personas, entre ellos 20 niños y seis docentes. Seguidamente se suicida.