“Vinimos a Río a Ganar”: entrenador mexicano de voleibol de playa

Por Heriberto Araújo. Corresponsal

Río de Janeiro, 7 Ago (Notimex).- Sonriente por la victoria histórica ante Italia en su debut olímpico, el entrenador mexicano de voleibol de playa, Jesús Salvador González, dijo que la dupla “ha venido a Río a ganar, no a competir”.

“Estos son los torneos que no se vienen a jugar, sino a ganar. No hay que jugar y pensar que se puede ganar. ¡No!. Se gana, no se juega. En eso soy muy insistente”, explicó González, luego que la dupla de Juan Virgen y Lombardo Ontiveros se impusiera en tres sets (21-14, 14-21 y 11-15) en la pista central del estadio erigido en la arena de la playa de Copacabana.

“Los resultados se darán o no, pero vienen a ganar, a luchar todos los puntos. Es un equipo que se ha ganado eso, porque es muy luchador, y desespera al contrario”, dijo el entrenador, quien explicó a Notimex los detalles de una dura preparación.

Recordó que hoy se rompió una mala racha del voleibol de playa mexicano masculino iniciada en Sidney 2000, primera y última participación olímpica del país que, en aquella ocasión, acabó tras una amarga victoria, pues el equipo se tuvo que retirar por lesión en el abductor de ‘Juancho’ Rodríguez Ibarra.

“Son tres años y medio donde ellos se conjuntan. Se han trabado alrededor de 280-285 días al año. Se descansa muy poco, soy muy estricto en ello. Eso es lo que hemos tenido que hacer para llegar aquí. Todos esos días de trabajo, de dejar familia y amigos… Y vale la pena”, dijo.

González explicó que el fuerte viento que sopló en Río de Janeiro –donde pruebas de remo y tenis tuvieron que ser suspendidas- puede ir a favor de los mexicanos.

“Nosotros entrenamos en una ciudad donde esto es lo que hay. Sabemos que jugar con viento es muy difícil, pero se aprende, como el niño chiquito que aprende a poner la mano cuando se cae”, explicó.

“Yo les he dicho antes de salir: hay viento, va a ser muy difícil, quien se haga amigo del viento y lo entienda va a ganar. No pueden ir en contra o ser enemigos del viento”, agregó el entrenador, en referencia a los siete puntos directos de saque del gigante Juan Virgen (197 centímetros de altura) en los que aprovechaba la corriente de viento.

“Italia quiso irse más a lo técnico en vez de adaptarse. Nosotros entendimos la situación y ganamos”, explicó González, al recordar que ganar en la playa de Copacabana –una de las cunas mundiales del voleibol playa y del futbol playa, donde los practican diariamente de niños a ancianos- es aún mejor.

“Ganar tu primer encuentro olímpico de voleibol playa en Copacabana pues es algo histórico para nosotros”, aseveró.

México disputará el siguiente partido el martes 9 ante los grandes favoritos, los estadunidenses Phil Delhausser y Nicholas Lucena, actuales campeones mundiales.

NTX/I/HA/LGS/RIO16/MEX

También podría gustarte