Vikingos recapitula éxito de Buddy Ryan en breve paso por Minnesota

Eden Prairie, EUA, 28 Jun (Notimex).- Vikingos de Minnesota se unió al reconocimiento póstumo para el ex entrenador Buddy Ryan, pese a que éste sólo estuvo un par de temporadas en el equipo, sin embargo, fue tiempo suficiente para dejar una huella eterna.

Ante el fallecimiento de Ryan esta mañana, los “Vikes” optaron por dejar la tristeza de lado y recapitularon los gratos momentos vividos durante las campañas de 1976 y 1977, cuando él habitó una de sus varias casas como emblema defensivo de la NFL.

En aquel periodo, Ryan fue el encargado de la línea defensiva “nórdica” y en ambos años con él dentro del staff de coacheo (encabezado por Bud Grant), la franquicia alcanzó la final por el campeonato de la Conferencia Nacional (NFC).

En 1976, el conjunto “violeta” consiguió el título del circuito nacional; sin embargo, cayó en el Súper Tazón XI frente a Raiders de Oakland por marcador de 32-14. A la temporada siguiente, se quedó a un triunfo de revalidar el cetro de la NFC.

Más allá de su efímero paso en Minneapolis, el desaparecido coach formó lazos muy sólidos con jugadores y otros entrenadores de la organización, tal como sucedió con Jerry Burns, quien ocupó el cargo de coordinador ofensivo en el equipo de 1968 a 1985.

Burns compartió que era “muy cercano” a Buddy Ryan y se dijo muy triste por la noticia de su muerte, pues incluso pasaron de compartir trabajo a convivir con sus respectivas familias, para llevar la relación más allá de lo profesional.

“Buddy fue un excelente entrenador defensivo y tuvo uno familia muy hermosa. Mi familia era muy cercana a la suya cuando entrenó en Vikingos. Era un muy buen amigo. Nos sentábamos juntos en los viajes y hablábamos mucho sobre golf, familia y cosas lejos del campo. Es muy triste escuchar que murió”, reconoció.

Además de “Vikes”, Buddy Ryan, padre de los también entrenadores Rex y Rob, repartió enseñanzas en Jets de Nueva York, Osos de Chicago, Águilas de Filadelfia, los otrora Petroleros de Houston y Cardenales de Arizona.