La vida está hecha de sueños, no de soluciones fáciles: Sofía Olmos

* La actriz representará el monólogo “Un tutú muy apretado” en el 44 FIC

Por Juan Carlos Castellanos C. Enviado

Guanajuato, 7 Oct (Notimex).- La actriz mexicana Sofía Olmos (Guadalajara, 1982) aseveró esta tarde aquí que la vida está hecha de sueños, pero no de soluciones fáciles, y que nunca es tarde para realizarlos. Además, subrayó, “es fundamental apoyar y alentar a los niños para que alcancen sus metas como parte de las tareas hacia un mundo mejor”.

Al informar que vino aquí directamente de la ciudad de Guadalajara para presentar, junto con la compañía Diversamx y su Olmos Theater “Un tutú muy apretado” en el Festival Internacional Cervantino (FIC), que en su edición número 44 corre del 2 al 23 de octubre, la actriz destacó que se trata de un monólogo itinerante que busca unir a toda la familia.

La pieza cuenta la historia de “Mónica”, una niña de ocho años de edad, cuyo sueño es usar un tutú y bailar sobre un escenario. Sin embargo, se encuentra con las dificultades de que por cargar con kilos de más en su anatomía, no hay tutú que le quede, y menos que le siente bien, y para colmo, su hermano mayor “Lalo”, le dice que parece elefante danzarín.

Olmos, quien interpreta a “Mónica”, añadió que un día, una instructora de ballet llega a la vida de la niña y le enseña qué hacer con su sueño. De tal manera que la obra se detona con pregunta: “¿Tú qué harías con tus sueño?”. De esa incógnita se desprenden muchas respuestas, añadió, que inciden en la necesidad de apoyar los sueños de los niños y niñas.

Dirigida por Manuel Parra, la actriz Sofía Olmos informó que este proyecto nacido en el año 2011 en Guadalajara ha recorrido varias ciudades del país y participado en festivales nacionales e internacionales, además de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y de haber sido parte de la programación de la Coordinación Nacional de Teatro (CNT).

“Un tutú muy apretado”, que se presenta hoy y mañana a las 17:00 horas en el Auditorio de Minas, celebrará aquí su función número 194. Es un proyecto de corte independiente que al principio fue apoyado por los ayuntamientos de Guadalajara y Zapopan, el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), y la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Con duración de 50 minutos, explicó la actriz, el proyecto es la adaptación del cuento del mismo nombre de Sherryl Clark. “Al leer este cuento, descubrí que no proporciona una solución mágica a los retos y problemas. La historia de esta niña con un sueño que desea concretar, enseña que siempre hay un camino a seguir para hacer realidad los sueños”.

Este proyecto teatral ha enseñado a la actriz, y a las dos compañías que lo producen, que los niños que lo presencian de inmediato dejan brotar sus deseos. Frente a la artista que hace el monólogo, comienzan a gritar su deseo de ser ingeniero, bombero, doctor, chofer, astronauta, o lo que sea, y a través de la historia contada, aprenden a seguir sus metas.

Respecto a la permanencia de esta obra en la cartelera teatral, mencionó que se debe a que es un monólogo que nació con estrella, que llega a la familia completa y fue creada para ser itinerante. Además, su movilidad se facilita al ser unipersonal y requerir una escenografía mínima, sólo un perchero y una maleta de donde emerge toda la historia.

También podría gustarte