Venezuela: Nicolás Maduro tiene más presos políticos, los últimos los abogados de Leopoldo López

Presos politicos en Venezuela

La Guardia Nacional —la policía militar venezolana— detuvo el 19 de junio a los abogados Francisco Márquez y Gabriel San Miguel. Apenas se conoció el hecho, el Gobierno justificó la medida argumentando que tenían en su poder 3 millones de bolívares (unos 3 mil dólares en el mercado negro) “para financiar saqueos”.

Como si se tratara de un agravante, la estatal Venezolana de Televisión reportó que al momento de ser aprehendidos, los jóvenes llevaban “170 volantes con la imagen del ‘Monstruo de Ramo Verde’”, mote despectivo que utiliza el oficialismo para identificar a Leopoldo López, encerrado desde febrero de 2014 en la cárcel militar de Ramo Verde y fundador de Voluntad Popular, partido en el que militan.

Con la cabeza rapada y vistiendo uniformes amarillos, Francisco Márquez y Gabriel San Miguel toman un lugar en el patio del Centro Penitenciario 26 de julio. Parados firmes, bajo un sol y calor agobiantes, su mirada se pierde en el horizonte hasta chocar contra los muros del penal que está enclavado en los llanos venezolanos. Esa es la última imagen que se tiene de ellos, a partir una fotografía compartida en redes sociales por sus compañeros de partido .

Sus rostros denotan tristeza y preocupación. Saben a lo que se enfrentan. Ambos son abogados con estudios de posgrado y conocen el monstruo por dentro. Francisco Márquez, de 30 años, realizó un máster de Políticas Públicas en la Universidad de Harvard. Gabriel San Miguel, de 24, se especializó en Derecho Constitucional en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Y ahora están aquí, formados como soldados, hombro con hombro, al lado de ladrones, asesinos y violadores.

Voluntad Popular rechazó la versión oficial y respondió que sus representantes juveniles fueron capturados, mientras apoyaban el proceso de recolección de firmas para activar un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. A través de un comunicado, la UCAB censuró esta “detención ilegal” y “la permanente criminalización por parte del Estado venezolano del ejercicio de los derechos civiles y políticos”.

Desde abril de 2013, fecha en la que Nicolás Maduro tomó las riendas de Venezuela, hasta junio de 2016, el número de presos políticos aumentó de 11 a 96, según la organización no gubernamental Foro Penal Venezolano (FPV). Con estos datos en la mano, denuncian que “la represión y las detenciones políticas se han convertido en política de Estado”.

Entre enero de 2014 y el 30 de junio de 2016, el FPV registró “5,853 detenciones, arrestos o encarcelaciones vinculadas con diferentes manifestaciones o expresiones, incluso en medios sociales, contra el Gobierno en Venezuela. Actualmente, 1,998 personas se encuentran con medidas restrictivas a su libertad y bajo procesos judiciales”.

Dentro de esa cifra general se cuentan las 96 personas que permanecen tras las rejas por razones políticas. Allí destacan Leopoldo López; el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma; y el exgobernador del estado Zulia y excandidato presidencial, Manuel Rosales, tres de los líderes más importantes de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

 

 

También podría gustarte