Urgen a facilitar acceso a educación a las personas con discapacidad

México, 23 Jul (Notimex).- En México las personas con discapacidad constituyen el sexto grupo más discriminado y la mitad de ellas no acude a la escuela, señaló la integrante de la Comisión a Grupos Vulnerables de la Cámara de Diputados, Angélica Reyes Ávila.

La legisladora de Nueva Alianza indicó que ante la necesidad de visibilizar a ese sector de la sociedad e incluirlo en los planteles educativos en igualdad de condiciones propuso reformas a la Ley General de Inclusión de las Personas con Discapacidad.

Con ello que busca que la Secretaría de Educación Pública (SEP) promueva el derecho a la enseñanza en condiciones de igualdad sustantiva y prohiba cualquier segregación en las escuelas.

Reyes Ávila planteó que los niños, jóvenes y adultos con esa condición son víctimas de un planteamiento que favorece su segregación y marginación del sistema educativo.

Es así porque suelen recibir la educación primaria en centros “especiales”, en los que muchas veces no disfrutan de la misma gama de actividades académicas y lúdicas que la población infantil en las escuelas generales.

La discriminación más frecuente que sufren es la segregación de las escuelas regulares, pese a que son el espacio público idóneo para que el Estado impulse condiciones de igualdad entre esas personas, a fin de que todos tengan las mismas oportunidades que permitan abatir desigualdades sociales, marginación y pobreza.

En su iniciativa Angélica Reyes estimó que al prohibir la segregación, aislamiento o separación de las personas con discapacidad de los planteles del Sistema Educativo Nacional se está en posibilidad de que asistan a la escuela más cercana a su casa.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID 2014) en México hay 7.2 millones de personas con discapacidad, lo que representa seis por ciento de la población total, y, de éstas cuatro de cada 10 son niños y adolescentes.

Planteó que la brecha para la inclusión educativa de esa parte de la población en México aún es muy amplia pues la misma encuesta arrojó que sólo acuden a la escuela 46.5 por ciento de niños, adolescentes y jóvenes con discapacidad de 3 a 29 años.

Es decir, más de la mitad de quienes están en esa situación no están matriculadas.

Destacó que la educación representa la vía de entrada a una participación plena en la sociedad y es particularmente importante para los menores con discapacidad, a quienes a menudo se les excluye.

Por ello enfatizó en la importancia de aprovechar las capacidades, conocimientos y contribución que pueden hacer las personas con esa condición a la sociedad y al desarrollo del país.

También podría gustarte