Universo estético de Ernesto García Cabral se exhibe en El Estanquillo

* La exposición es un acto de justicia que nos habíamos tardado en hacer, asegura “El fisgón”

México, 1 Jun (Notimex).- El dibujante y pintor mexicano Ernesto García “El chango” Cabral (1890-1968), quien fue amigo de los actores María Félix y Mario Moreno “Cantinflas”, así como de los pintores Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, “no ha encontrado su lugar dentro de la historia del arte mexicano”, aseguró hoy el cartonista Rafael Barajas “El Fisgón”.

Las razones, agregó, que básicamente era un periodista, nunca jugo dentro de las lógicas del mercado del arte, y que fue una especie de forastero en la escena artística del siglo XX, pues no formo parte de los grupos que culturales de la posrevolución.

“Sabemos que pintó un gran mural, pero no fue parte del grupo de muralistas que destacó en su época, fue un gran dibujante y no perteneció al Taller de Gráfica Popular, no se le puede considerar miembro de la Escuela Mexicana de Pintura; era un opositor al régimen, un hombre con ideas conservadoras”, expresó.

En la presentación de la exposición “El universo estético de Ernesto García Cabral” en el Museo del Estanquillo “El Fisgón” indicó que “El chango”, como se le apodó, se fue relegando y esto hace que en las más grandes enciclopedias del arte del siglo XX no se le mencione ni en pie de nota, es como si no hubiera existido.

Acompañado del hijo de García Cabral, Ernesto García Cabral Sans, Rafael Barajas aseguró que la aportación de “El chango” al arte mexicano en el siglo XX fue importante, por lo que invitó a ver la exposición que a partir del 2 de junio abre sus puertas en el Museo del Estanquillo.

“La exposición muestra cómo Cabral forma parte de la tradición cultural de la gráfica mexicana del siglo XIX y tiene una actividad importante en el arte del siglo XX”, dijo el también dibujante.

Integrada por 400 obras pertenecientes a la colección del Museo Estanquillo, la muestra se divide en cinco núcleos temáticos, el primero de ellos aborda sus primeros años de formación como caricaturista de combate.

En el segundo se exhiben sus aportaciones dentro del Art Noveau; el tercero presenta un nicho dedicado a su trabajo enfocado en las artes decorativas en el Art Deco, y el cuarto incluye una sección donde Cabral retoma el lenguaje de vanguardia para la caricatura, convirtiéndose en una de los pioneros de la caricatura mexicana moderna.

El quinto núcleo está dedicado a exhibir una veta del arte mexicano, poca explotada y valorada, pero que es muy rica y que se refiere a la caricatura costumbrista del siglo XX.

De acuerdo con Rafael Barajas, Cabral fue uno de los artistas mexicanos más célebres de su momento, sin embargo, es uno de los más injustamente olvidados.

“La intención de la exposición es darle a Cabral el lugar que merece tener en el arte mexicano del siglo XX”, señaló el monero, quien detalló que para esta exposición se realizó una selección de más de once mil originales de García Cabral.

“La exposición es un acto de justicia necesario que nos habíamos tardado en hacer, aunque no fue fácil reunir su trabajo y seleccionar su material”, concluyó.

También podría gustarte