Universidades apoyarán en Guerrero en prevención de violencia

Acapulco, 24 Jun (Notimex).- La Secretaría de Gobernación (Segob) informó que se implementará un modelo integral de prevención social sostenida con el apoyo de las universidades y en Acapulco arrancará en cinco polígonos con más alta incidencia delictiva y violencia.

El subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana, Alberto Begné Guerra, indicó que en esos cinco polígonos se ofrecerán espacios seguros e instalaciones para desarrollar procesos terapéuticos, mecanismos de mediación comunitaria y talleres productivos.

El funcionario encabezó la firma de un convenio de colaboración con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) para poner en marcha acciones que fomenten la prevención social de la violencia y la delincuencia.

“Aquí en Guerrero vamos a trabajar en los cinco polígonos de Acapulco que están dentro del programa y para eso esa gran reserva de talento que tienen las universidades es fundamental, y ese mismo modelo lo vamos a desplegar en varios estados del país”, expresó.

Indicó que Guerrero y Acapulco son prioritarios para el Gobierno Federal y se necesita atender las causas de la violencia y la delincuencia desde su raíz y trabajar con las familias, jóvenes y proteger a las mujeres de las violencias de genero.

Es por eso, señaló, que el modelo de consolidación del Programa Nacional de Prevención del Delito (Pronapred) está arrancando en Guerrero y principalmente en Acapulco, donde el sábado se recorrerán los cinco polígonos para identificar dónde se van construir los cinco centros integrales de prevención social.

En los cinco centros participarán psicólogos, abogados, técnicos entre otros especialistas de universidades y se requerirá el apoyo de los organismos empresariales.

En esos polígonos de alta incidencia delictiva se van a desarrollar procesos terapéuticos y mecanismos de mediación comunitaria y talleres productivos, pero para eso se contará con las universidades y con su capital humano, detalló.

Anotó que se tiene un presupuesto del Pronapred para Acapulco de 73 millones de pesos y se contará con apoyo de empresarios que han ofrecido aportaciones financieras para consolidar el modelo a corto plazo.

También informó que hace una semana el Instituto Nacional de las Mujeres y ONU mujeres presentaron un informe sobre feminicidio en México, y lo que muestra la tendencia es de los casos que se registraron en 2011 y 2012 y al cierre del 2015 había logrado disminuir en relación con los niveles de 2007.

Aclaró que esto no es ningún motivo de satisfacción pero sí marca una tendencia correcta; lo que es alarmante es que en esa disminución de feminicidio la mayor proporción se ha logrado en el espacio público y la menor proporción se ha presentado en los hogares.

“Significa entonces que el trabajo focalizado en los hogares para atender, prevenir y evitar la violencia de género y la violencia intrafamiliar debe de ser nuestro foco, y en ese sentido necesitamos incorporar a las familias a procesos terapéuticos sostenidos”.

Agregó que se trabajará en Acapulco y otros municipios del estado en el programa de ciudades seguras, donde se les brindará también apoyo psicológico.

Recomendó que para lograr una transformación se quiere involucrar a toda la familia en un proceso terapéutico sostenido y lo mismo se debe hacer con los jóvenes que se encuentran en situación de pandillas, con quienes sufren adicciones o con las chicas que están expuestas a embarazarse a edad temprana y todos los grupos vulnerables.

En su mensaje, el funcionario federal destacó el compromiso de las instituciones de nivel superior que con su respaldo permitirán que la aplicación de esta política trascienda de manera positiva e incida en favor de la sociedad.