UE busca superar divergencias sobre velocidad del “Brexit”

Por Márcia Bizzotto. Corresponsal

Bruselas, 27 Jun (Notimex).- Los gobernantes de la Unión Europea (UE) se reunirán martes y miércoles con la complicada misión de enviar un imagen de unión frente a la decisión de Reino Unido de separarse del bloque.

La celeridad que se debe imprimir al divorcio, cuyo inicio depende solo del gobierno británico, avivó las divergencias en el eje franco-germánico, donde reposan las expectativas de liderazgo para sacar a la UE de esta situación inédita.

Tras el referéndum por el que 52 por ciento de los británicos optaron por salir de la UE, Francia se sumó al mensaje de la Comisión Europea (CE) de que la separación, aunque indeseada, debería iniciarse cuanto antes, y evitar un largo período de incertidumbre.

Esa posición fue reiterada por los ministros de Asuntos Exteriores de los seis países fundadores de la UE – Francia, Italia, Luxemburgo, Holanda, Bélgica y la propia Alemania – tras una reunión de emergencia celebrada el sábado en Berlín.

La idea, también defendida por el presidente del Parlamento Europeo (PE), el socialista alemán Martin Schulz, es que Reino Unido pague un precio elevado por su decisión.

Se trataría de una forma de contención de las ansias por consultas similares ya expresadas por partidos populistas en ascensión en Francia, Italia y Holanda.

Los franceses celebran elecciones generales en 2017 y el partido de extrema derecha Frente Nacional, que aboga por el fin de la UE, está bien posicionado para llegar a la segunda vuelta.

Antes de eso, los italianos van a las urnas el próximo octubre para decidir sobre una posible reforma constitucional para reducir los poderes del Senado en un contexto de creciente popularidad del partido de extrema izquierda Movimiento 5 Estrellas.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, indicó que no tiene intención de presionar a Londres, de la que siempre ha sido una aliada cercana.

Además, confía en que la turbulencia en los mercados por el “Brexit” será suficiente para contener un efecto domino en la UE.

La canciller recibe este lunes en Berlín al presidente francés François Hollande y al primer ministro italiano Matteo Renzi, para acercar posiciones antes de la cita con el restante de la mancomunidad.

Según un funcionario europeo, la postura de Merkel podría conquistar apoyo suficiente de aquí a mañana, ayudada por la postura del presidente del Consejo Europeo el conservador polaco Donald Tusk, y por la crisis política que el referéndum desató en el mismo Reino Unido.

“A Reino Unido le ha explotado una grave crisis política y no es realista pensar que van a activar en unos días su salida de la UE”, señaló la fuente, observando que tanto el partido de gobierno como el principal opositor laborismo se han visto afectados por la situación.

Los términos de la salida británica solo pueden empezar a ser negociados una vez que el país presente a sus socios la decisión formal de accionar el artículo 50 de Tratado de Lisboa, que autoriza un miembro a abandonar la UE de manera unilateral.

Todo el proceso puede durar hasta dos años. Mientras no se concluya, en Reino Unido continúan vigentes las legislaciones actuales, vinculadas a la UE.

Lo que sí se puede anticipar para la cumbre de esta semana es que los 27 países que permanecen en la UE reiterarán su determinación de mantenerse unidos y seguir adelante con el proyecto europeo.

Todos están también conscientes de que la mancomunidad deberá reinventarse para responder a los motivos que han llevado a los británicos a preferir la separación.

Los líderes de los partidos socialistas europeos se reunen este lunes en Bruselas para perfilar un plan en ese sentido, que prometen presentar mañana.