UE avanza en creación de su primera guardia costera y de fronteras

Bruselas, 6 Jul (Notimex).- El Parlamento Europeo ratificó hoy un acuerdo que dará origen a la primera guardia costera y de fronteras supranacional de la Unión Europea (UE), con la que la mancomunidad espera frenar los flujos de inmigrantes clandestinos hacia su territorio.

Se prevé que el nuevo organismo empiece a operar en otoño, luego de que el convenio sea ratificado por el Consejo Europeo.

“La guardia costera y de fronteras europea garantizará una verdadera gestión colectiva de nuestras fronteras, con base en el principio de que la seguridad de las fronteras externas comunes de la UE es una responsabilidad compartida por todos los países miembros”, afirmó en un comunicado el comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos.

El parlamentario conservador letón Artis Pabriks, quien dio a conocer el texto, dijo que la iniciativa “no es la solución milagrosa para arreglar la crisis migratoria o para restaurar completamente la confianza en el funcionamiento de la zona Schengen”.

No obstante, sostuvo que se trata de “un primer paso muy necesario”.

El nuevo órgano se construirá sobre el refuerzo de poderes y competencias de la actual Agencia de Control de Fronteras (Frontex), que depende de la contribución de los países miembros y sólo interviene cuando se le solicita.

La guardia supranacional tendrá autonomía para adquirir equipamientos propios e intervenir en casos de urgencia, como un aumento repentino en el flujo de inmigrantes clandestinos, aunque sólo a petición del país afectado o del Consejo Europeo.

En cuanto a la devolución de inmigrantes a sus países de origen, tendrá un papel más relevante que la actual Frontex, pero únicamente en caso de decisiones ejecutivas adoptadas por las autoridades nacionales.

“En ningún caso la guardia europea participará en devoluciones entre países no miembros de la UE”, determina el texto aprobado por la Eurocámara, contrariando la propuesta inicial de la Comisión Europea (CE).

Las funciones del nuevo órgano incluyen, además, realizar análisis de riesgo para identificar tendencias de movimientos migratorios irregulares y corregir debilidades en las fronteras europeas.

No obstante, los gobiernos nacionales mantendrán la soberanía en materia de inmigración y seguirán siendo responsables del control diario de las fronteras.

El plan implica un aumento en el presupuesto de Frontex de 238 millones de euros este año hasta 281 millones de euros en 2017 y 322 millones de euros en 2020, cuando se concluirá la contratación de personal adicional.

El equipo permanente de Frontex pasará a mil empleados en 2020, frente a los actuales 402.

Asimismo, cada país miembro del espacio Schengen deberá mantener un equipo de al menos mil 500 guardias costeros y de fronteras disponibles para desplegarse rápidamente y contribuir con intervenciones de la guardia europea.

“Ya no habrá escasez de personal o de equipos para operaciones en nuestras fronteras externas”, aseguró Avramopoulos.

NTX/I/MCB/MGT/MIGRACION15

También podría gustarte