Udai Faisal reveló la grave crisis humanitaria que vive Yemen

Udai Faisal

Udai Faisal, un bebé de sólo cinco meses de edad, murió postrado en la cama de un hospital de Yemen por desnutrición, revelando las consecuencias de la cruenta guerra civil que azota al país asiático.

Udai Faisal fue internado el 20 de marzo pesando sólo 2.4 kilos, la mitad de los que los niños sanos de su edad. Se le diagnosticó desnutrición severa, diarrea y una infección en el pecho. Se le suministraron antibióticos y una solución alimentaria, pero no fue suficiente. Murió cuatro días después, justo cuando la ofensiva de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí contra los rebeldes hutíes cumplió un año.

Según la ONU, esa coalición es responsable de la mitad de los 3,218 muertos que se han registrado. Además, la guerra ha sumido al país en una grave crisis humanitaria, con cerca del 80% de sus 25 millones de habitantes necesitada de ayuda, y con niños, como Udai, que mueren de hambre.

Sus padres relataron al portal británico que, justo antes de fallecer, su bebé vomitó un líquido amarillo por la nariz y la boca, y luego dejó de respirar. “No lloraba. No hubo lágrimas, simplemente movimientos rígidos”, contó su madre, Intissar Hezzam. “Grité y me desmayé”, admite.

La familia está integrada por otros nueve niños que van de los dos hasta los 16 años. Todos ellos viven de una modesta pensión que recibe el padre, militar retirado. La guerra ha hecho que miles de yemeníes no encuentren qué comer.

En Yemen hay unos 300 mil niños desnutridos que, según señala The Independent, corren el riesgo de perder la vida del mismo modo que Udai.