Trump es una parodia de la virilidad americana: Los Angeles Times

Los Ángeles, 27 May (Notimex).- El aspirante presidencial republicano Donald Trump “es una parodia de la virilidad estadunidense” y su jactancia sexual y su machismo es lo que ha definido su campaña, publicó hoy Los Angeles Times.

En una colaboración, el diario destacÓ que a medida que se acercan las elecciones generales, “se hace cada vez más claro que el machismo flagrante y vacío de Trump no es una distracción de su campaña, sino más bien su sustancia”.

“Por ahora, nos hemos acostumbrado a su jactancia sexual, el tratamiento condescendiente o francamente insultante de mujeres, y hasta la discusión abierta sobre el tamaño de su pene”, indicó.

“La apelación de Trump no puede ser ideológico; Eso es un hecho. Técnicamente Trump representa al Partido Republicano, y los republicanos formarán su base de apoyo en noviembre”, advirtió.

“Pero Trump no respalda las políticas tradicionales republicanas y varios miembros clave de la clase intelectual conservadora lo han descrito como un fascista”, señaló el colaborador Stephen Marche, novelista y columnista de la revista Esquire.

Marche, quien en su libro más reciente escribió “The Hunger of the Wolf”, añadió que ciertamente no es un demócrata tampoco. Su incoherencia política básica ha impulsado su estilo en el primer plano.

“Cuando veo a Trump, veo un desesperado intento de recuperarse de la virilidad fallida. Su cabello por sí solo es un icono de la jactancia masculina insípida y hasta el no saber usar de forma adecuada el largo de su corbata”, describió.

“Estos gestos sutiles son el secreto de su éxito: representa una sobrecompensación masculina, y la sobrecompensación masculina es lo que lo levanta”, indicó.

La teoría de la sobrecompensación masculina ha sido bien establecida desde hace décadas, que se remonta a las nociones de “formación reactiva” y “mecanismos de defensa” de Sigmund Freud.

Freud decía que cuando los hombres piensan que su masculinidad está en duda, responden al enfatizar los rasgos masculinos tradicionales, aseguró.

En 2013, un grupo de sociólogos pusieron esta teoría a prueba. “La exageración de género”, un estudio de la revista American Journal of Sociology, analizó cómo reaccionaron hombres y mujeres tras recibir una respuesta que sugiere que se manifestaban rasgos masculinos o femeninos.

La diferencia de género fue dramática. “Las mujeres no mostraron ningún efecto cuando se le dijo que eran masculinos; Sin embargo, los hombres al recibir información que sugiere que eran femeninos expresan más apoyo para la guerra, actitudes homofóbicas e interés en la compra de una camioneta”.

En “La exageración de género”, Trump es un símbolo pie de la masculinidad. De la amenaza personificada, un hombre calvo que acomoda su cabello con necedad, pero también que dice estar dispuesto a usar armas nucleares en Medio Oriente matando a familias de terroristas.

“El progreso político genera contramovimientos, y los grandes movimientos políticos de nuestro tiempo se producen en el nivel de identidad. Por lo tanto los nuevos monstruos de reacción identidad se levantan. Por lo tanto, tenemos a Trump”, alertó.

También podría gustarte