Trump estará en Miami el viernes; esperan cambios en relación con Cuba

Es posible que este viernes el presidente Donald Trump anuncie cambios en la relación entre Estados Unidos y Cuba.

El mandatario estadounidense visitará Miami este viernes para pronunciar un discurso en el Teatro Manuel Artime, un recinto icónico del exilio cubano, informó la Casa Blanca.

Sin mayores detalles, un comunicado de la casa de gobierno señaló que el mandatario pronunciará un mensaje a las 13:00 horas locales.

El teatro que albergará a Trump fue nombrado en honor a Manuel Artime, un líder del exilio y veterano de la fallida invasión a Cuba en Bahía de Cochinos en 1961.

Aunque Trump aún no ha anunciado cuáles serán los cambios a la política de Estados Unidos hacia Cuba, algunos exiliados concuerdan en que debe hacer un viraje para presionar al régimen de Raúl Castro a respetar los derechos humanos y económicos.

“Cualquier cambio debe de poner en la cima de la agenda los derechos humanos y económicos que están siendo violados por los militares en Cuba”, dijo Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia.

“El hecho de que los militares cubanos hayan estado monpolizando por 60 años los derechos económicos en Cuba los ha hecho permanecer en una pobreza absoluta y es lo que causa los éxodos”, señaló el activista.

“También ha propiciado que la nomeclatura Castro se haya enriquecido y las altas esferas de los militares se hayan enriquecido brutalmente mientras el resto del pueblo permanece en niveles de pobreza en algunos casos paupérrima”, añadió.

Miguel Saavedra, de la organización Vigilia Mambisia, señaló que “es el momento de revertir las políticas que sólo benefician al régimen castrista y muy poco al pueblo oprimido”. “Es el momento de imponer fuertes sanciones al régimen de Raúl Castro”, señaló Saavedra.

La Casa Blanca ha dicho que la política del presidente Trump se centrará en los derechos humanos.

Antes de asumir, Trump amenazó con poner fin a los acuerdos logrados con Cuba por el gobierno del presidente Barack Obama, si Cuba no está dispuesta a hacer “un mejor trato para el pueblo cubano, el pueblo cubano-estadounidense y los Estados Unidos en su conjunto”.

Entre las medidas que estudian se encuentran posibles restricciones a los viajes autorizados de los estadounidenses a Cuba, así como restricciones a los negocios de las compañías estadounidenses con GAESA, el mayor conglomerado militar en la isla, según un reporte del diario local El Nuevo Herald.