Trump mantendrá tono de discurso pese a despedir a jefe de campaña

Washington, 21 Jun (Notimex).- Un día después de despedir a su jefe de campaña, el virtual candidato a la presidencia de Estados Unidos por el opositor Partido Republicano, Donald Trump, desestimó que vaya a modificar su discurso político.

Aunque dijo que la salida de Corey Lewandowski significa el inicio de una nueva dirección tras el exitoso final del proceso interno para conseguir la nominación presidencial republicana de cara a las elecciones del 8 de noviembre próximo.

“Tengo que ser quien soy. No quiero ser un farsante como (la aspirante presidencial demócrata) Hillary Clinton, que lee las cosas que le escribe gente de talento que cobra mucho. No quiero ser eso, quiero ser quien soy”, dijo el virtual abanderado presidencial republicano a la televisora NBC durante una entrevista.

Lewandowski fue separado el lunes de la campaña de Trump en medio de reportes de prensa de que su salida fue motivada por las crecientes tensiones entre éste y los hijos de Trump, en especial su hija Ivanka, sobre la dirección de la campaña.

Entrevistado en el programa “Today”, Trump pareció validar estos reportes, aunque buscó rectificar, asegurando que su hija tiene enorme respeto por el hombre que es acreditado como responsable de su inesperado triunfo en las primarias republicanas.

“Vamos ahora en una dirección diferente, porque esto es diferente ahora. Las primarias las hicimos muy austeras. Gasté poco dinero. Gané de manera abrumadora, el mayor voto en la historia y Corey fue absolutamente perfecto para eso”, dijo.

Trump expresó confianza en que entrará a la campaña general en buena posición el insistir en los números arrojados por varias encuestas, aunque una dada a conocer este martes lo colocó ligeramente por debajo de Clinton en las preferencias de los electores.

La encuesta de la televisora CNN colocó a Clinton con 47 por ciento del voto contra 42 por ciento para Trump, quien además fue superado por la ex secretaria de Estado en varios temas que los electores tendrán en mente cuando acudan a las urnas para elegir un nuevo presidente en noviembre próximo.

El millonario desestimó igualmente que la desventaja que tiene frente a Clinton con dinero de campaña pueda ser un factor que lo afecte en los meses próximos, revelando que el pasado fin de semana recolectó 12 millones de dólares.