Tribunal paraguayo condena a 11 campesinos por matanza de 2012

Asunción, 11 Jul (Notimex).- El Tribunal de Sentencia paraguayo condenó hoy a 11 campesinos imputados por la llamada masacre de Curuguaty, que dejó 17 muertos en 2012 y que llevó a la caída del entonces presidente Fernando Lugo.

Los imputados recibieron penas de prisión de cuatro a 35 años, por los delitos de homicidio doloso, asociación criminal e invasión de inmueble ajeno.

El dirigente campesino Rubén Villalba recibió una condena a 30 años de prisión, más otros cinco por medida seguridad, mientras que Luis Olmedo Paredes purgará 20 años, las dos penas más altas dictadas por el Tribunal al cabo del proceso, dijeron fuentes judiciales paraguayas.

Otros sentenciados fueron Arnaldo Quintana y Néstor Castro, a 18 años de cárcel, de acuerdo con el fallo, según un despacho de la agencia paraguaya de noticias IP.

Lucía Agüero, María Fanny Olmedo Paredes y Dolores López recibieron penas de seis años de prisión y Felipe Benítez Balmori, Adalberto Castro, Juan Carlos Tillería y Alcides Román a cuatro años.

La sentencia sanciona los hechos ocurridos el 15 de junio de 2012 en el distrito de Curuguaty, departamento de Canindeyú, que provocadon la muerte de 11 campesinos y seis policías.

Los jueces Ramón Trinidad Zelaya, Benito Ramón González y Samuel Silvero, que emitieron este lunes su resolución, darán el lunes próximo los fundamentos de las resoluciones.

El presidente del Tribunal, juez Ramón Trinidad, puso en claro que “en todo este casi un año de este juicio oral, jamás hemos recibido orientaciones ni opiniones de ninguna autoridad política”.

Defendió las sentencias y dijo que fueron “conforme a los hechos expuestos a nuestra consideración y hemos valorado conforme a la sana crítica las diversas pruebas”.

La defensa, que considera irregular el proceso y que denunció que sólo se sancionó la muerte de los policías, pero no de los campesinos, demandaba la absolución de los acusados.

Los abogados de los detenidos disponen de diez días para apelar y después habrá otros diez días para que se pronuncien los fiscales.

Fuentes judiciales paraguayas dijeron que después de esos veinte días el tema pasará al Tribunal de Apelaciones, que dispondrá de 30 días más para pronunciarse, de manera que por lo menos pasarán dos meses para que quede firme la sentencia emitida este lunes.

También podría gustarte