Tribunal electoral pide lenguaje incluyente en Constitución capitalina

México, 11 Ago (Notimex).- El desarrollo de un lenguaje incluyente en la redacción de la primera constitución capitalina será la pauta para lograr la igualdad entre mujeres y hombres, señaló el presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Constancio Carrasco Daza.

Además, el libre desarrollo de la personalidad, el interés superior de niñas y niños, así como el reconocimiento de las violencias intrafamiliar y política deberán ser incorporados al debate para la nueva constitución de la Ciudad de México, añadió en un comunicado.

Convocó a los integrantes de la Asamblea Constituyente a buscar los consensos necesarios para que la constitución local tenga los valores que requiere la ciudad, que sirvan de base para redefinir todo el engranaje institucional y garantizar una sociedad de derechos.

Al inaugurar el Seminario Rumbo a la Constitución de la Ciudad de México, sostuvo que el libre desarrollo de la personalidad, el interés superior de niñas y niños, los derechos a la información y a la libertad de expresión, así como el reconocimiento de la violencia intrafamiliar y de la violencia política deberán ser incorporados al debate.

El magistrado presidente del TEPJF advirtió que la confección de la Constitución capitalina no puede alejarse de una tendencia de progresividad, sensibilidad y equilibrio en la tutela de derechos fundamentales.

Para ello, enfatizó, los derechos a la información y la libre expresión deben generar un volumen de información amplio que permita conjuntar perspectivas e ideologías necesarias para formar la Carta Magna local.

Con toda seguridad, advirtió, la nueva Constitución desarrollará un lenguaje incluyente como una pauta necesaria para instalar a la equidad como hilo conductor de la norma básica y así lograr la igualdad entre mujeres y hombres.

“La Constitución que necesitamos debe ser un instrumento funcional, que permita reforzar la democracia y generar una cultura de legalidad democrática, por lo que no puede reducirse a un orden normativo fundacional”, señaló frente a diputados electos de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México.

Recordó que, generalmente, las constituciones abordan aspectos torales de la vida programática como vivienda, salud, trabajo y educación, pero es necesario ponderar la evolución y transición que siguen los derechos en una sociedad compleja e interdependiente.

“La Constitución debe ser un ejemplo que inspire a generar otros modelos. Debe ser un espejo de progresividad, de vanguardia y de madurez constitucional”, indicó Carrasco Daza.

Explicó que la propia integración de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México representa el primer paso cumplido para la sociedad, académicos, servidores públicos, profesionistas, actores, miembros de la sociedad civil, personas encargadas de la asistencia social, héroes cotidianos, periodistas, empresarios y estudiantes.

En su opinión, la escasa participación ciudadana en el proceso electoral del Constituyente local muestra que la confiabilidad democrática no está en su mejor momento.

Ello, abundó, ya que se percibe un desencanto con relación a las propuestas y soluciones que puede ofrecer la política, por lo que autoridades e integrantes de la Asamblea Constituyente deberán reflexionar y estar conscientes de ese mensaje de la sociedad.

También podría gustarte