Tribunal Electoral destaca ventajas de complementar competencias

México, 27 Ago (Notimex).- El magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal (TEPJF), Constancio Carrasco Daza, sostuvo que el diseño dual de control constitucional que rige en materia electoral es una variable que se funda en una idea de complementariedad y división funcional de competencias.

Al participar en el Foro 20 años del TEPJF: La evolución de la justicia electoral en México y el mundo, Carrasco Daza subrayó que el matiz del control concreto de la constitucionalidad constituye la materialización de la perspectiva abstracta; éste es su punto de partida y guía fundamental.

Agregó que el modelo de control constitucional integral ha permitido desarrollar tópicos como la participación política, reglas atinentes a coaliciones, candidatos independientes, paridad de género, esquemas de financiamiento y fiscalización.

Por su parte, el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Fernando Franco González Salas, dijo que a 20 años de su nacimiento, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) es un ícono de México en el mundo.

El ministro aseveró que al final del día queda claro que con la creación del TEPJF se construyó un órgano apegado a la realidad del país y muy diferente a cualquier otro tribunal del mundo.

“Se construyó una institución de mexicanos para mexicanos, esto lo quiero resaltar; es diferente a cualquier otro tribunal del mundo, porque se hizo para nuestra realidad”, destacó.

Añadió que a partir de 1996 y con las distintas reformas que ha tenido, ninguna ha cambiado la esencia de lo que fue el Tribunal en su nacimiento y su concepción original.

En su intervención, el ministro Franco González Salas aseguró que, como siempre ocurre con órganos de naturaleza jurisdiccional, las resoluciones de los tribunales más allá de los límites, generan grandes polémicas, más cuando se trata de la arena política.

Refirió que la incorporación del Tribunal Electoral al Poder Judicial de la Federación se dio con la definición establecida en 1993 como la, “máxima autoridad jurisdiccional electoral”, que calificaría la elección del Poder Ejecutivo y definiría en última instancia las elecciones del Poder Legislativo.

El ministro detalló tres complicaciones que enfrentó el TEPJF: la resolución de juicios de revisión constitucional electoral sobre las elecciones locales porque, en su momento, se concibió como un atentado contra el federalismo.

Además, la creación del medio impugnativo que protegiera a los derechos políticos de la ciudadanía -juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano; y el tratamiento de los conflictos laborales que, finalmente, fueron competencia del Tribunal Electoral.

En tanto, Margarita Luna Ramos, ministra de la SCJN, aseguró que otorgarle al TEPJF la facultad para conocer sobre la constitucionalidad de las leyes fue un paso relevante que fortalece su trabajo, porque sin esa herramienta su actuación estaba incompleta.

“La reforma que actualmente de manera expresa determinó que el Tribunal Electoral sí tiene esas facultades. No darle esas facultades es dejarlo trunco en algo que para el sistema jurídico mexicano, en mi opinión, resulta prácticamente indispensable”, expuso.

El Foro 20 años del TEPJF: La evolución de la justicia electoral en México y el mundo, formó parte de la semana conmemorativa de los 20 años de que el Tribunal Electoral se incorporó al Poder Judicial de la Federación.

También podría gustarte