Tráfico y consumo de drogas habría aumentado entre jóvenes venezolanos

Caracas, 1 Ago (Notimex).- El tráfico y consumo de drogas aumentó en Venezuela, al extremo de que ha incursionado en escuelas primarias, liceos y universidades públicas y privadas, denunció el psiquiatra José Velásquez.

“Es preocupante el hecho de que el país haya experimentado un descenso de la edad de inicio en el consume tanto de drogas lícitas como ilícitas”, añadió el presidente de la Fundación Felipe Guevara Rojas (FFGR).

Guevara, en diálogo con Notimex, añadió que actualmente se encuentra con muchísimos niños de nueve años que ya son consumidores de crack, cigarrillos y alcohol, lo cual debe llamar a preocupación tanto del gobierno nacional como a la sociedad civil.

Resaltó que al alcohol y al cigarrillo, que hasta hace poco eran las drogas de mayor consumo entre los estudiantes de bachillerato se sumaron varias sustancias que van desde mariguana hasta crack y heroína, esta última con marcada presencia en las universidades.

“En las escuelas de los barrios de Caracas es donde la mariguana ha penetrado con mayor intensidad, dada la eliminación del policía escolar y a la proliferación de los micro traficantes que pululan a los alrededores de las instituciones”, resaltó.

Maestras reportaron a las autoridades educativas que en varias oportunidades tuvieron que enviar a sus hogares a niños de cuarto y quinto grado por presentar síntomas de intoxicación por droga durante el desarrollo de las actividades escolares.

Para Velásquez el hecho de que la droga logró ingresar hasta en los centros escolares obedece a que la producción y presencia de la misma ascendió notablemente.

Destacó que sólo en el año 2015 se decomisaron en Venezuela más de 70 toneladas de sustancias sicotrópicas.

Refirió que Venezuela carece de una verdadera política de Estado para combatir este problema que requiere centros de rehabilitación que incluyan prevención integral y tratamiento y rehabilitación con inserción social, investigación y educación.

“En barriadas caraqueñas existían algunos centros de rehabilitación regentados por congregaciones religiosas, muchos de los cuales debieron cerrar porque no recibían ningún apoyo económico del gobierno ni de la empresa privada”, explicó.

Por último, propuso a los maestros y representantes adelantar programas de prevención contra el consumo de drogas y exhortó a las autoridades municipales destacar agentes escolares dentro de los centros educativos para impedir la acción de los microtraficantes.

También podría gustarte