Tower of Power, funk a su máxima expresión en el Oasis Jazz U Festival

Cancún, 22 May (Notimex).- En medio de aplausos, gritos y baile, el público que abarrotó el centro de espectáculos despidió a la legendaria banda estadounidense de funk Tower of Power, que cerró anoche el primer fin de semana de actividades del quinto Oasis Jazz U Festival.

La banda que lidera su fundador Emilio Castillo, hijo de padre mexicano pero nacido en Chicago, dio una clase de buena música, de funk de alta calidad con una destacada participación de Castillo, el guitarrista Jerry Cortez y su nuevo cantante Marcus Scott.

Sin embargo no se quedaron atrás y también brillaron sobre el escenario del Oasis Arena el también fundador del grupo californiano Stephen “Doc” Kupka (sax barítono), el pianista Roger Smith, el saxofonista Tom E. Politzer, el trompetista Adolfo Acosta, el bajo Francis Rocco Prestia, el baterista David Garibaldi y el trompetista Sal Cracchiolo.

Una docena de temas bastaron para que el grupo, que actualmente graba su nuevo álbum, con lo que casi completaría tres decenas de materiales, se ganara al público que, desde la primera pieza apoyó a la banda y en las últimas se levantó para corear, gritar y bailar bajo el influjo de la cadenciosa música.

Fue tal la fiesta que se vivió en el foro de espectáculos que luego de varios minutos de aplaudir y ovacionar sin parar los presentes lograron que los músicos regresaran al escenario para interpretar una pieza extra: “You´re still a Young man”.

La voz de Marcus Scott y la actitud de Emilio Castillo, siempre en interacción con el público, lograron que se hiciera realidad el contacto entre músicos y escuchas.

A la legendaria banda, que inició su camino hace 48 años, le antecedió sobre el escenario el grupo mexicano Los Músicos de José, que con su ya reconocido sello musical levantó los ánimos del público a través de poco más de una docena de canciones.

Como la banda de la Ciudad de México había anticipado en la conferencia que ayer ofreció junto con Tower of Power y los organizadores, durante su participación ocuparon parte importante los temas de su más reciente álbum, “Dilo”, un homenaje al “rey del mambo” Dámaso Pérez Prado.

Entre ellas se escucharon piezas del artista de origen cubano pero con un sonido nuevo, arreglos muy del estilo de Los Músicos de José: acid jazz, funk, rock and roll, surf y otros géneros, que llevaron a la interpretación vocal de hip hop las clásicas letras y gritos del “carefoca”.

Así, por todos los rincones del lugar se escucharon algunos temas clásicos del “rey del mambo”, como “Lupita” y “Cayetano”, cuyas interpretaciones consiguieron el reconocimiento de los asistentes, cancunenses y visitantes, mexicanos y extranjeros.

Las ganancias del festival de jazz, que el próximo fin de semana cerrará su quinta edición con la participación del grupo mexicano Fiusha y la icono del funk y soul Shaka Khan, serán destinadas por la Fundación Oasis para apoyar a grupos e instituciones que realizan obras a favor de la sociedad.

También podría gustarte