Toronto ofrece un rico platillo elaborado con carne de canguro

Por Isabel Inclán. Corresponsal

Toronto, 1 Jun (Notimex).— Ante la inmensa variedad de restaurantes que existen en la multicultural ciudad de Toronto resalta uno que se caracteriza por preparar un exótico platillo con carne de canguro, considerada rica en proteínas y baja en grasas.

El restaurante Byzantium se encuentra en el centro de esta ciudad financiera de Canadá, en el corazón del barrio gay, sobre la calle irónicamente llamada “Church Street”.

El platillo se ofrece como un filete rostizado de canguro en su jugo con un pastel de papa de Yukon (norte de Canadá) con vegetales frescos.

La carne de canguro que se produce en Australia se exporta a más de 55 países, uno de ellos Canadá. Esta carne es alta en proteínas, baja en grasas (dos por ciento) y tiene una muy alta concentración de ácido linóleico conjugado (CLA), que se asesora con anticancerígenos y antidiabetes.

Se sabe que los australianos aborígenes comen canguro desde hace años, pero la comercialización internacional de esta carne comenzó hace relativamente poco: menos de una década.

Para abastecer esta demanda internacional se utilizan animales salvajes de ciertas especies donde hay sobrepoblación, aunque esta práctica no deja de incomodar a más de un ecologista.

A pesar de ser más fuerte en sabor, que carnes comunes, la carne de canguro atrae a los comensales canadienses, quienes se acercan a este restaurante a pedir el exótico platillo australiano-canadiense.

Este restaurante importa cada dos semanas unos diez kilos de carne de canguro de Australia, según informó a Notimex el chef Jerome Rivest, originario de Ontario y proveniente de una familia canadiense-francesa.

El chef lleva 32 años cocinando platillos especiales con influencia europea e infusiones de Asia. En este restaurante lleva trabajando 17 años y desde hace ocho años prepara el llamativo canguro.

“Solíamos vender como platillo fuerte alimentos del mar, como las ostras, que importábamos de Estados Unidos, pero a raíz de la recesión económica eso se dificultó y tuvimos que crear un nuevo platillo: el canguro”, explicó el chef, mientras prepara su especialidad de la casa.

La carne que se importa a Canadá suele ser la pierna del canguro, la cual se sazona con diferentes especias, hierbas, ajo y se cuece hasta que se suaviza.

“Acompaño esta carne con una torta de papa de Yukon, vegetales siempre frescos, perejil y salsa roja”, detalló el chef Rivest, quien trabaja en una cocina no muy grande, pero con todos los elementos para conquistar el paladar de exigentes comensales canadienses, acostumbrados a probar una gran variedad de sabores de todo el mundo.

En su opinión, la carne de canguro “no es tan dura, es un poco picante pero placentera”.

Agregó que si se cocina con la mejor parte del canguro, como las piernas, se puede preparar un delicioso platillo fácil de comer.

“Tenemos clientes frecuentes que vienen a comer esta carne y su popularidad está creciendo, por lo que estará en nuestro menú por mucho tiempo”, añadió.

Tras más de tres décadas de preparar diferentes platillos, el chef Rivest aseguró que es necesario tener algo en el menú “que despierte la curiosidad de los comensales, quienes gustan de probar sabores diferentes”.

Byzantium no es el único restaurante que vende carne de canguro. En Toronto existe un mercado muy grande y famoso llamado St Lawrence Market donde se vende carne de canguro, además de bisonte, búfalo, jabalí, camello, aves de caza y de alce.

También podría gustarte