Tlaxcala confía en sumar más trasplantes y mejorar donación órganos

Tlaxcala, 27 Sep (Notimex).- Ante el aumento de enfermedades crónicas de tipo renal, la Secretaría de Salud estatal informó que en Tlaxcala se ha logrado con éxito más de 60 trasplantes de riñón en los últimos años.

En un comunicado, la dependencia indicó que la víspera se puso en marcha la Semana Nacional de Donación de Órganos y Tejidos con fines de Trasplante, evento altruista que se desarrollará hasta el próximo 30 de septiembre, con actividades de información, afiliación y orientación, “esperando mejorar la donación”.

Señaló que “la donación de órganos y tejidos con fines de trasplante buscan mejores condiciones y elevar la calidad de vida de los pacientes”.

Expuso que en Tlaxcala se han realizado 63 trasplantes renales en los Hospitales Infantil de Tlaxcala y Regional de Tzompantepec.

Refirió que son “producto de donante vivo y cadavérico, acciones que fueron efectuadas de manera gratuita, lo que representa un valioso apoyo para los pacientes pues en condiciones normales difícilmente podrían haber costeado los gastos originados por este tipo de intervenciones”.

La Secretaría de Salud hizo un llamado a la población a participar en la campaña de donación pues “el programa de trasplantes es único, vive de la generosidad, del amor, del altruismo que la misma gente puede dar”.

“No podríamos existir como programa sino por la generosidad de la gente, que una vez que fallece o está en vida, pueda hacer realidad la donación”, subrayó.

Destacó asimismo que “una donación puede salvar hasta siete personas y mejorar la calidad de vida de hasta 100 individuos, ya sea con hueso o con otros tejidos”.

Al respecto, José Gómez González, director del Hospital General de Tlaxcala de la Secretaría de Salud, “dio a conocer que el aumento de enfermedades crónicas, el envejecimiento de la población y los factores que actualmente impactan en el estilo de vida han incrementado la demanda en este rubro”.

Los órganos que se pueden trasplantar son: corazón, hígado, páncreas, riñón, pulmón. Mientras que en el caso de los tejidos es posible el uso de córneas, piel hueso, médula ósea, válvulas cardiacas, cartílago, tendones, arterias y venas, anota el escrito.

Expuso que “al morir todas las personas son consideradas potencialmente donadores, mientras que al tratarse de una persona en vida, la Ley General de Salud determina que debe ser mayor de edad, tener buen estado de salud y estar en uso de sus facultades mentales”.

En caso de la médula ósea, pueden donar menores con consentimiento de los padres.

Apuntó que para donar al morir “es necesario haber expresado la voluntad de hacerlo, tener la tarjeta de voluntario y el documento oficial, también se puede contar con una negativa donde la persona expresa que no quiere que se disponga de sus órganos o tejidos”.