Testigos de Jehová destruyen antiguo santuario otomí en México por intolerancia religiosa

Testigos de Jehová

Miembros de los Testigos de Jehová de la localidad de El Piñal, en San Bartolo Tutotepec, Hidalgo, reconocieron haber destruido al menos diez estructuras arquitectónicas de piedra usadas como altares en el santuario otomí de Mayonikha, que tiene entre siete y nueve mil años de antigüedad.

De acuerdo con diversos medios el caso se ha catalogado como un acto de intolerancia religiosa, luego de que algunos de los atacantes han revelado que a la hora de hacer daño al santuario siguieron la palabra de Dios y consideraban que el culto ancestral indígena implica al diablo.

Hasta ahora se desconoce cómo los Testigos de Jehová lograron perpetrar su acto vandálico en dicho sitio que se está protegido por los indígenas, quienes solo permiten la entrada a los fieles.

La religión otomí venera la tierra, el agua y el fuego entre otras deidades a las que hacen ofrendas.

De acuerdo con declaraciones de la antropóloga mexicana Lourdes Báez, Mayonikha, el sitio destruido, para los otomíes es igual que La Meca para los musulmanes o El Vaticano para los católicos.

También podría gustarte